Siete Consejos Claves en el Manejo de la Ventilación Túnel

1.- La uniformidad en la densidad de aves a través de toda la nave es indispensable para disminuir el estrés por calor Cuando estamos trabajando con ventilación túnel, es muy común observar una diferencia en la densidad de 30% o más entre la zona de los extractores y la zona de los paneles evaporativos. Incluso […]

1.- La uniformidad en la densidad de aves a través de toda la nave es indispensable para disminuir el estrés por calor

Cuando estamos trabajando con ventilación túnel, es muy común observar una diferencia en la densidad de 30% o más entre la zona de los extractores y la zona de los paneles evaporativos.

Incluso con la suficiente velocidad de aire, esta diferencia en la densidad ocasionará una variación en la temperatura corporal de 1°C o más –Figura 1 y 2–.

gestión ambiental
gestión ambiental avicultura

La combinación de la temperatura corporal elevada y el acceso limitado a bebederos/comederos generará disminución de el crecimiento del ave

Normalmente las aves que se encuentran en el extremo del del panel evaporativo pesan menos que aquellas que se encuentran en el extremo de los extractores. Si logramos mantener uniformidad de la densidad en la nave, podemos lograr que el aire sea en promedio 1.6°C a 2.8°C más fresco, logrando que las aves que se encuentran en la zona del extremo del panel pesen más.

gestión ambiental avicultura2.- Los periodos oscuros largos en la noche pueden ocasionar un incremento de estrés por calor en épocas calurosas

Mientras más corto sea el periodo de luz, las aves estarán más activas, ya que intentarán consumir el alimento y agua que requieren en un menor periodo de tiempo. Un incremento en la actividad y ratio de consumo de alimento resultará en una mayor producción de calor durante las horas de luz, incrementando el calor corporal del ave pudiendo resultar en estrés por calor.

Temperatura corporal durante la noche

La temperatura corporal será elevada durante la noche debido a que las aves estarán sentadas durante más tiempo. Aunque muchos consideran un problema importante que las aves estén sentadas durante el día, el hecho es que son mucho más activas comparado a lo que sucede en la noche.

Cuando las luces se apagan, las aves se sientan y la temperatura corporal por lo general incrementa en 0.5°C o más, a medida que la pérdida de calor por la parte baja del ave se pierde, debido a que están sentadas en la cama –Figura 3–.

Cuando más tiempo se encuentre sentada el ave, la temperatura corporal permanecerá elevada durante más tiempo, y hay más probabilidad de que se afecte el crecimiento.

control ambiental

3.- Los paneles evaporativos deben ser programados para comenzar a operar a 29,4°C y no a 26,7°C

gestión ambiental avicultura

Durante épocas calurosas y húmedas, cuando la temperatura de la nave se encuentra en 26,7°C, por lo general la humedad relativa externa es mayor a 80%. Encender los paneles evaporativos bajo estas condiciones solo reducirá la temperatura en 1,0°C, y generará que la humedad relativa incremente a 90% o más durante las mañanas y noche –Figura 4–.

Es importante tener en cuenta, que el sistema respiratorio del ave actúa como un sistema evaporativo interno, ayudando a retirar alrededor del 50% del calor del ave

Cuando los sistemas evaporativos de la nave saturan el aire que ingresa, reducen drásticamente la efectividad del sistema de enfriamiento evaporativo propio del ave.

Al retrasar el encendido de los paneles evaporativos cuando la temperatura llegue a 29,4ºC, la humedad relativa externa será menor cuando los paneles se enciendan, disminuyendo más la temperatura de la nave, humedad relativa y aumentando el enfriamiento de las aves.

4.- Durante el último tercio de vida del lote, concéntrate en el manejo nocturno tanto como lo haces con el manejo diurno

Los extractores deben configurarse para estar encendidos hasta que la temperatura de la nave disminuya 1°C debajo de la temperatura deseada. Si mantenemos una velocidad de aire, no solo creará un mejor manejo de temperatura durante la noche, sino que será más fácil manejar temperaturas altas en la nave al día siguiente

Las temperaturas nocturnas alrededor de 23,8°C sumadas a una humedad relativa cercana a 100%, pueden resultar extremadamente estresantes para las aves con edad cercana a la venta. A pesar de que la temperatura es menor durante la noche, la humedad puede ser de 10 a 20% mayor durante la noche, lo cual puede incrementar la temperatura efectiva en 2,8°C a 5,5°C.

La temperatura corporal del ave incrementa cuando las luces se apagan. La combinación de todos estos factores, hace que el uso de los extractores sea tan importante de noche como de día.

control ambiental avicultura

La Figura 5 ilustra la temperatura corporal profunda de un ave durante condiciones calurosas en una nave con velocidad de aire mínima. Durante los dos primeros días, las temperaturas diurnas están alrededor de 29,4°C y en la noche caen cerca de los 23,9°C. Durante las horas más calurosas, la temperatura corporal del ave se aproxima a los 43,9°C – 44,4°C a 46,7°C es considerada una temperatura letal para el ave–, y en la noche cae alrededor de 42,8°C – 40,5°C a 41,1°C es considerado normal–.

A pesar de que la temperatura de la nave subió a 29,4°C –igual que el día anterior–, la temperatura corporal se encontró 1°C más baja

Debido a que el sistema evaporativo no funciona durante la noche resulta imposible reducir la temperatura de la nave a 20°C especialmente cuando afuera está a 23,9°C. Manteniendo la velocidad del aire alta por la noche, puedes eliminar el calor del ave durante la noche, disminuyendo la temperatura corporal, y así mejorando el confort del ave en la noche y también en el día.

gestión ambiental

5.- En el último tercio de vida del lote, ante la duda enciende más extractores

Cuando la temperatura de la nave se encuentra en 23,9°C o más, no vas a hacerle daño a las aves dando velocidad de aire. El pollo de engorde con edad cercana a la venta tiene la capacidad fisiológica para resistir una nave “fresca”. Poseen una cobertura de plumas con un alto valor R – aislamiento–, un ratio bajo de área de superficie: volumen, y a diferencia de los humanos, producen 11 veces más calor por cada kilo de peso.

Un pollo de engorde con edad cercana al sacrificio prefiere una temperatura mucho más fría de lo que muchos piensan

  • Los investigadores muestran que operar una nave 5.6°C más fría de lo que consideran normal durante el último tercio de la vida del lote –día 27, 16,7°C; día 39, 13,9°C– redujo el peso en tan solo 0.03 kilogramos (3,60 kgs a 3,57 kgs) pero mejoró la conversión alimenticia en 6 puntos (1,71 vs 1,76) –I, Zahoor, et.al., 2016–.
  • Incluso con velocidad de aire común de de 182 a 213 mts/min (3.03 a 3.55 mts/ seg – ó 600 a 700 pies/min), es altamente improbable que la temperatura efectiva pueda disminuir a los niveles antes mencionados –día 27, 16,7°C; día 39, 13,9°C) al punto de dañar a las aves.

6.- Los sensores de temperatura son una “pobre manera” de medir el confort del ave en épocas calurosas

Aunque la temperatura de la nave indicada por los sensores, no cambia cuando enciendes o apagas uno o dos extractores, esto no significa que no estés modificando la temperatura efectiva.

La Figura 7 es una imagen termográfica tomada en una nave con todos los extractores funcionando con aves cerca a la edad de sacrificio. La temperatura del aire era de 26,1°C y la temperatura promedio de la superficie corporal de las aves era de 29,5°C.

ventilación túnel

Apagamos tres extractores y la velocidad de aire disminuyó a 2 mts/seg –Figura 8–. Aunque la temperatura del aire en la parte superior cambio muy poco, la reducción de la velocidad de aire generó que se retire menos calor de entre las aves, resultando en un incremento de la temperatura de la superficie corporal de las aves de aproximadamente 2,2°C. De esta manera, el confort térmico de las aves en épocas calurosas está determinado por la velocidad de aire, densidad y humedad, más que por la temperatura.

gestión ambiental

Por lo general, tenemos más control sobre la velocidad de aire, así que no tengas miedo de usarla

7.- Pollos de engorde de edad cercana al sacrificio… no te preocupes si se sientan cuando la velocidad de aire se incrementa repentinamente

Que las aves se sienten al incrementarse repentinamente la velocidad del aire es una reacción natural. Las aves no se sientan porque se enfrían, sino que están respondiendo a un cambio en el ambiente. Lo mismo sucede cuando hay lluvia fuerte.

gestión ambiental

El aumento de sonido momentáneamente asusta a las aves y se sientan. Si la temperatura del aire se encuentra en alrededor de 23,9°C, las aves no están frías. En ambos casos, después de acostumbrase al cambio se acostumbren al cambio, verás que las aves se comienzan a parar, comer y tomar agua.

Fuente: avicultura.info