Argentina – Bioseguridad: una herramienta clave para prevenir las enfermedades avícolas

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) de Argentina interviene en todos los eslabones de la cadena avícola dentro del territorio nacional, controlando la sanidad animal y la calidad e inocuidad de los alimentos derivados de las aves destinados al consumo interno y al comercio exterior, y certificando estas cualidades. En este sentido, […]

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) de Argentina interviene en todos los eslabones de la cadena avícola dentro del territorio nacional, controlando la sanidad animal y la calidad e inocuidad de los alimentos derivados de las aves destinados al consumo interno y al comercio exterior, y certificando estas cualidades.

En este sentido, la Argentina tiene una gran ventaja competitiva que favorece su posicionamiento tanto en el mercado externo como interno: es país libre de influenza aviar (IA) y de enfermedad de Newcastle (ENC).

Desde 1998, el SENASA implementa actividades dirigidas a la prevención de estas enfermedades. Entre éstas están el control de las importaciones de animales vivos y productos avícolas, la fiscalización y el asesoramiento respecto a las medidas de higiene y bioseguridad en las granjas, la implementación de todas las técnicas diagnósticas, la vigilancia epidemiológica activa y pasiva, el desarrollo de un plan de contingencia, actividades de capacitación para agentes del Servicio y veterinarios privados y difusión.

“El cumplimiento de los requisitos higiénico sanitarios, de trazabilidad y de calidad de los mercados más exigentes ha permitido incrementar la cantidad de destinos que solicitan esta producción a nuestro país. Actualmente, contamos con protocolos sanitarios acordados para exportar productos avícolas a más de sesenta países”, destacó M. Eugenia Ferrer, veterinaria responsable del Programa de Sanidad Aviar del Senasa.

En momentos en que recrudece la influenza aviar en gran parte del mundo, con excepción de América del Sur y Oceanía, el Senasa destaca la importancia de reforzar las medidas de prevención a nivel nacional y recomienda a los productores avícolas, profesionales, técnicos y personas ligadas a la avicultura, aplicar las medidas sanitarias establecidas, para evitar el posible ingreso de virus de IA y ENC a la Argentina, así como para prevenir enfermedades como las salmonelosis y micoplasmosis.

Para fortalecer las medidas de bioseguridad en las granjas avícolas, se recomienda: reforzar los controles de ingreso, instalar y controlar el correcto funcionamiento de pediluvios y rodaluvios con su respectivo desinfectante, controlar moscas y roedores, utilizar e instalar las compostas debidamente y no movilizar guano o aves muertas sin autorización.

Asimismo, resulta fundamental evitar el contacto de gallinas y pollos con aves silvestres, así como restringir los viajes por razones laborales a países en los que existen focos de influenza aviar de alta patogenicidad.

Fuente: www.carnetec.com