Bolivia ocupa el segundo lugar en América Latina en consumo de pollo

La demanda por persona subió de 37 a 43 kilos al año entre 2017 y 2019. En 2017, siempre según los datos de ALA, Brasil lideraba el consumo de carne de pollo con 45 kg por persona al año En dos años, Bolivia ha trepado del quinto al segundo lugar en el consumo per cápita […]

La demanda por persona subió de 37 a 43 kilos al año entre 2017 y 2019. En 2017, siempre según los datos de ALA, Brasil lideraba el consumo de carne de pollo con 45 kg por persona al año

En dos años, Bolivia ha trepado del quinto al segundo lugar en el consumo per cápita (por persona) de carne de pollo en América Latina, de acuerdo con el último reporte de la Asociación Latinoamericana de Avicultura (ALA).

Los datos estadísticos, publicados el pasado 29 de julio por ALA en su cuenta de Twitter, dan cuenta de que el consumo promedio per cápita:
– en Bolivia es de 43 kilogramos (kg) al año,
– casi cuatro kilos menos que en Perú, donde la demanda se sitúa en 46,66 kg. A estos dos países le siguen:
– Panamá (42,0),
– Brasil (41,8) y
– Argentina (39,9).

En 2017, siempre según los datos de ALA,
– Brasil lideraba el consumo de carne de pollo con 45 kg por persona al año.
– Le seguían Venezuela (41),
– Argentina (40,5),
– Perú (39) y
– Bolivia (37), posición que era compartida con Panamá.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), el aumento de los ingresos y los cambios en el consumo de alimentos indica que el consumo de comida de origen animal en un país aumenta de forma significativa al incrementarse los ingresos per cápita.

En 2007, por ejemplo, el consumo de este alimento en el país alcanzaba a 23,43 kg y en 2014 había subido hasta los 35,52 kg.

Una de las razones para su elevada demanda es el precio, más económico que el de otras carnes como la de res y porcina. Además, esta carne (si se la consume sin piel) contiene menos del 10% de grasa por cada 100 gramos, lo que la convierte en una proteína saludable para el ser humano.

Ricardo Alandia, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores (ANA) de Bolivia, corroboró la información de la ALA y añadió que actualmente el productor vende a Bs 10,50 el kilo de la carne de pollo, y al consumidor final llega a Bs 16, lo que “de lejos es el costo más barato en la región”.

Contrariamente al elevado consumo de la carne de esta ave, el empresario dijo que el consumo de huevo en Bolivia es el más bajo de la región.

“El consumo per cápita en huevo es 175 huevos por persona año, el segundo más bajo de Latinoamérica, y el consumo de pollo es el segundo más alto de Latinoamérica con 43 kilos por persona año”, precisó el presidente de ANA.

Dijo que en 2018 los avicultores del país produjeron 215 millones de pollos y 2.200 millones de huevos, lo que garantizó el abastecimiento del mercado interno.

En esa línea, aseveró que para este año se garantiza también el suministro de carne de pollo y huevo en el país. “Lo que yo tengo que decirle al mercado boliviano es que el mercado interno está totalmente autoabastecido y lo va a estar”, subrayó el dirigente.

También informó —según reporte de la estatal ABI— que para la próxima gestión se decidió reducir levemente la reproducción de pollos para evitar la sobre-oferta de esa carne en el mercado nacional y evitar que caigan los precios en desmedro del productor.

“Lo que tenemos que hacer es que el productor trabaje tranquilo, a eso se refiere la planificación”.

Los beneficios de consumir carne de pollo son muchos. Según información publicada en el sitio web ejerciciosencasa.es, consumir la carne de esta ave es beneficioso para la salud porque tiene altos niveles de proteínas y es una carne baja en grasa y calorías, lo que ayuda a mantener el peso. Además está llena de nutrientes y vitaminas esenciales. El reporte indica que la proteína del pollo es excelente para el crecimiento muscular y su desarrollo, y ayuda a soportar un peso corporal saludable y perder peso.

La página web revistabuenasalud.com señala que consumir pollo es importante para la salud porque tiene proteínas, vitaminas, minerales y es bajo en colesterol.

Añade que tiene una importante cantidad de proteínas de alto valor biológico (buena calidad) igual a la carne vacuna. Además, el pollo es rico en un aminoácido que da una sensación reconfortante después de comerlo.

Fuente: ibce.org.bo