Preguntas frecuentes sobre la Avicultura Orgánica

La demanda de productos orgánicos en México crece día a día y cada vez son más los productores que desean adoptar este sistema de producción. En el año 2015 se certificaron bajo la normativa mexicana, a 23 unidades de producción, lo que significó un inventario de 524 cabezas de ganado para leche, 1,291 cabezas de […]

La demanda de productos orgánicos en México crece día a día y cada vez son más los productores que desean adoptar este sistema de producción. En el año 2015 se certificaron bajo la normativa mexicana, a 23 unidades de producción, lo que significó un inventario de 524 cabezas de ganado para leche, 1,291 cabezas de ganado para carne, 364,000 pollos para engorda y 138,601 kg de huevo; principalmente en los estados de Campeche, Ciudad de México, Guanajuato, Veracruz, Jalisco, Nuevo León y Yucatán. (SENASICA 2017).

De acuerdo a los lineamientos para la operación orgánica de las actividades agropecuarias (LOOAA) La producción animal orgánica considera los siguientes principios generales:

1) La relación tierra animal-hombre, donde el operador mediante el manejo de una adecuada densidad animal, permitirá que las excretas puedan nutrir el suelo que producirá el forraje para los animales, disminuyendo la contaminación y el uso de insumos externos como fertilizante, siendo estos abonos composteados para producción de granos y pastizales o para otras actividades en la finca o granja.

2) El bienestar animal, ya que existe una relación crítica con su salud. El éxito para mantener la salud del animal, es la prevención de enfermedades, a través de la alimentación de calidad, adecuadas instalaciones, buen manejo sanitario y la disminución del estrés, para reducir la necesidad del uso de tratamientos veterinarios de síntesis química y  favorecer la producción orgánica.

3) Una adecuada densidad animal en alojamientos. La cual permite que el animal disminuya el estrés, expresando libremente los hábitos que lo caracterizan como echarse, dar vueltas, extender las alas, caminar, rascar, picotear el suelo, etc.

FUENTE: SENASICA 2017.

Dado a qué el sector de la avicultura orgánica empieza a tomar más auge día con día en nuestro país, a continuación menciono algunas de las preguntas más frecuentes que he recibido a lo largo de mi trayectoria profesional y experiencia dentro del sector en materia de manejo en este tipo de sistema de producción:

1. ¿Qué tipo de razas son las más recomendables para una producción de tipo orgánica?

En el caso de las productoras para huevo, las más comunes de adquirir en México son las razas: Rhode Island Red y Plymouth Rock Barred estas razas son consideradas como razas semipesadas o criollas cuyo color del cascarón es de color rojo. Esto no significa que sean las únicas razas existentes en México y que puedan utilizarse, también existen otras razas como la de cuello desnudo o la raza Dominant. Incluso la raza de alta genética puede ser utilizada en este tipo de producción como por ejemplo: Isa Brown, Hy line o Babcock, el inconveniente que existe en México es que hay pocos proveedores y sobre todo confiables que conozcan del manejo y su crianza para la comercialización y proveeduría a estos proyectos. Estas últimas razas tienen una enorme ventaja en alta producción de huevo por ave durante su ciclo productivo que es hasta las 80 semanas siempre y cuando los manejos en la crianza sean los adecuados.

En el caso de la producción para carne  contamos en México con las razas de alta genética como la Ross Breeders y Cobb Vantress en el caso de pollo de engorda y en el caso de la producción de guajolote las más comunes de usar son Diamante Blanco, Nicholas y Orlopp. Todas las razas mencionadas anteriormente pueden adaptarse muy bien a un sistema orgánico con sus debidos cuidados y correctos manejos. El tema de la genética es un punto crítico a considerar y de mucho cuidado sobre todo dónde se adquirirá, de tal forma que se garantice su calidad en cuanto a salud y parámetros como: peso, sexo, uniformidad, edad, programa de vacunación aplicado por el proveedor, documentación zoosanitaria y garantía de que es la raza solicitada.

2. ¿Se  aplican vacunas en un sistema de avicultura orgánica?

Desde luego está permitido el uso de vacunas en un sistema de avicultura orgánica bajo una crianza de tipo intensivo porque lo que se busca mantener es el bienestar y salud de las aves. Además de cumplir las exigencias que vienen implementados en una Ley de Producción Orgánica (LPO) es importante destacar que también se deben cumplir con una Ley de Sanidad Animal establecida por SAGARPA y que esto permite garantizar una mayor inocuidad y seguridad alimentaria a los consumidores. Dependiendo la prevalencia de enfermedades en cada zona geográfica recomendamos siempre un programa total de vacunación para mantener protegidas a las aves. En el caso de la gallina de postura utilizamos en campo vacunas de reconocidos laboratorios para protegerlas de las siguientes enfermedades:

3. ¿Qué tipo de alimentación se usa?

Es muy común que las personas tengan la inquietud sobre el tema de la alimentación que se les debe brindar a las aves. La calidad del alimento es otro aspecto muy importante que nos exige cumplir la Ley de Producción Orgánica (LPO). Para que un ave tenga un buen rendimiento y su genética pueda ser aprovechada al máximo es importante que se le brinden todos los nutrientes necesarios en la dieta tales como proteína, energía, carbohidratos, vitaminas, minerales. El LPO no permite la utilización en el balanceo de las aves que se le anexen antibióticos, coccidiostatos y fuentes de proteína animal provenientes de rastro como la carne, sangre, huesos, etc. La alimentación balanceada es indispensable si deseamos obtener excelentes resultados en materia de productividad sin sacrificar el bienestar animal, cuyo aspecto es importante cumplir.

4. ¿Se pelechan las aves?

La pelecha es un fenómeno natural que se observa en gallinas, pavas y otras aves, todas las cuales dejan de poner huevos, mudan o se les caen las plumas y experimentan una serie de cambios fisiológicos que las preparan para volver a iniciar un ciclo de postura. Esto ocurre principalmente a finales de verano y otoño. En un sistema de producción orgánico la pelecha natural está permitida, pero en el caso de la pelecha parcial o forzada, ambas inducidas por el manejo, están contraindicadas debido al estado de tensión que se genera y que muchas veces desencadena enfermedades latentes e incremento de la mortalidad.

5. ¿Es necesario introducir gallos?

No es necesario introducir machos en el caso de gallinas de postura para la producción de huevo para plato, es decir, para su consumo humano. Generalmente los machos se introducen para la reproducción y obtención de huevo fértil para la incubación, pero esto implica un enorme conocimiento y capacitación y asesoría de seguimiento por especialistas en aves como los médicos veterinarios. En el caso de la reproducción de pavo y pollo de engorda también implica un área especialmente para su reproducción y la selección genética y manejo adecuado para la obtención de buenos resultados, además de las inversiones requeridas.

6. ¿Es común el despique?

El despunte y despique no está permitido por la Ley de Producción Orgánica. Sin embargo la presencia de canibalismo es más frecuente que se presente en este sistema de producciones, por ello también es muy importante brindarles las mejores condiciones en cuanto alojamientos, alimentación y  bienestar para minimizar y controlar su presencia y no se generen pérdidas o mortalidades afectando la economía del dueño. En la avicultura orgánica se le deben dar a las aves áreas libres que les permitan tener un contacto directo con plantas, insectos, baños de sol y tierra lo cual ayuda en gran parte a minimizar el problema de canibalismo.

7. ¿Qué pasa si se enferman las aves?

Como toda avicultura intensiva en un sistema de producción orgánico se deberán implementar las condiciones sanitarias y programas de trazabilidad para monitorear el origen de la genética, insumos, alimento, vacunas utilizados en la granja y a su vez reforzar dicha sanidad con un estricto programa de bioseguridad, limpieza y desinfección durante la fase de crianza y producción. La prevención de las enfermedades es de vital importancia para evitar pérdidas innecesarias durante la producción. El manejo debe ser de tipo preventivo e implementar los cuidados que le permitan a las aves a desarrollarse con un buen bienestar.

La sanidad implica mantener un control estricto en diversas áreas, desde las instalaciones, calidad genética, calidad del agua y alimento, monitoreo de parámetros productivos, etc. Actualmente se puede hacer uso de la homeopatía veterinaria, la siembra de plantas medicinales en la zona de pastoreo o elaboración de infusiones a base de hierbas o plantas con propiedades medicinales que pueden elaborarse y darse en el agua de bebida a las aves. También existen productos comerciales elaborados con principios activos permitidos por la LPO. En caso de que los tratamientos tradicionales no generen resultados se hará uso de los medicamentos alopáticos pero no deberán excederse a más de 3 tratamientos para que los productos como la carne y huevo puedan seguirse comercializando como alimentos orgánicos.

8. Al ser criadas en libre pastoreo se corre el riesgo ¿de qué los huevos los pongan en cualquier parte del terreno?

Para que esto no suceda se deben implementar la colocación de nidos dentro de la zona cubierta o galera antes de que las aves inicien la etapa de postura. Es recomendable instalar los nidos en la etapa de desarrollo preferentemente de 4 a 3 semanas antes de la postura para que se vayan acostumbrando a este tipo de equipos.

9. ¿Cuáles son los espacios que se requieren y tipo de instalaciones?

Se les debe dar protección a las aves ante las diversas condiciones climatológicas como el sol, el frío, las lluvias, el viento y humedad. El término gallinero, se refiere al conjunto de alojamiento techado. Vinculado a los espacios al aire libre con vegetación. El acceso al aire libre puede ser permanente o controlado. Cuando es controlado, se garantizará que al menos un tercio de la vida productiva de las aves, estarán al aire libre, lo cual puede hacerse de manera diferida por periodos cortos diariamente, o bien por periodos largos en menor número de días.

Las galeras no deberán alojar más de:

  1. 4,800 pollos.
  2. 3,000 gallinas ponedoras.
  3. 2,500 pavos.

10. ¿Nutricionalmente es mayor el pollo y huevo orgánico

Se ha demostrado en estudios realizados en Estados Unidos que el huevo de las gallinas criadas bajo libre pastoreo obtiene mayores propiedades en cuanto a vitamina A, vitamina E, betacarotenos  y omegas 3. Los demás nutrientes con valores similares al huevo proveniente de gallinas bajo el sistema convencional.

En el caso de pollos de engorda se ha determinado en estudios recientes en Estados Unidos sobre rendimiento productivo, rendimiento cárnico y características de la carne en pollos criados bajo el sistema orgánico que avalan científicamente las ventajas y desventajas respecto a los criados en forma convencional.

11. En la avicultura convencional se usan hormonas y en la avicultura orgánica no se usan?

Esto es parte de los muchos mitos que se han generado a través del tiempo y que es importante aclarar que ni en la avicultura convencional y mucho menos en la avicultura orgánica se hace uso de hormonas para acelerar el crecimiento o la producción de carne y huevo de ave, esto es totalmente falso, el crecimiento y producción eficiente es gracias a los avances genéticos que se han desarrollado a lo largo de décadas en el sector avícola. Actualmente no existe un laboratorio que fabrique tal sustancia anabólica para acelerar el crecimiento de las aves, aparte que no sería nada rentable para los avicultores.

12. Qué tiene más demanda, ¿el huevo blanco o rojo?

Es importante detectar las preferencias del consumidor y del nicho de mercado a atender. En México generalmente tiene más demanda el huevo orgánico de color rojo por la asociación cultural del consumidor al asociarlo como más fresco, natural y de rancho.

13. ¿De cuánto es la inversión para que sea rentable?

En estudios que se han realizado para el caso de proyectos de huevo orgánico de acuerdo a nuestra experiencia es de 2,500 a 3,000 aves. Sin embargo lleva una planeación previa en cuanto a los volúmenes para venta de acuerdo a la demanda y las inversiones que debe realizar los inversionistas. El objetivo de este tipo de emprendimientos es que también sean rentables, escalables y posteriormente replicables, todo dependerá de la visión que tenga el dueño o socios para expandir sus proyectos. Las inversiones pueden ser de $600,000.000 pesos a $1,200,000.00 pesos pero dependerá mucho de la infraestructura con que se cuente dentro del terreno. La inversión incluye infraestructura, equipo básico, genética, materia prima, insumos, alimento, mano de obra, sueldos, asesoría, comercialización, gastos extras.

Bibliografía

1. Guía de entendimiento del acuerdo por el que se dan a conocer los lineamientos para la operación orgánica de las actividades agropecuarias. SENASICA, marzo del 2017.
2. Los alimentos orgánicos en la salud. Capítulo VI producción de carne de pollo organica. Arturo cortés cuevas FMVZ UNAM., México 2015.
3. El huevo. Mitos, realidades y beneficios. María Covadonga T. Mónica Fonseca P. José A. Quintana L. Instituto Nacional Avícola, edit. Trillas, México 2012.
4. Avitecnia. José Antonio Quintana, Edit. Trillas, México 2013.

Fuente: avicultura.mx
Autor: Carlos Alberto Maya Barradas