Informe anual de la industria avícola 2018

26 febrero, 2019

La región de América Latina aporta tres países a los diez países con mayor producción de carne a nivel global. Brasil, segundo solo por detrás de EE.UU., es seguido por Argentina en el sexto lugar y México en el octavo. Esta escala comprende toda la producción de productos cárnicos procedentes de todos los rubros. Son cada […]

La región de América Latina aporta tres países a los diez países con mayor producción de carne a nivel global. Brasil, segundo solo por detrás de EE.UU., es seguido por Argentina en el sexto lugar y México en el octavo. Esta escala comprende toda la producción de productos cárnicos procedentes de todos los rubros. Son cada vez más los grandes mercados consumidores como China y Rusia que buscan la relación calidad-precio de los productos cárnicos de América Latina.

América Latina cuenta con dos países entre los quince principales productores y exportadores de carne avícola; Brasil y Chile.

El sector avícola también se ha visto salpicado en Brasil por las regulaciones “antidumping” de China y las restricciones de exportación por parte de la UE a ciertos procesadores. Durante el periodo de enero a julio Brasil exportó 2,3 millones de toneladas, lo cual supuso un descenso de un 8,2% con respecto al mismo período del año anterior. Aun así Brasil continua siendo el productor y exportador de carne avícola más grande de América Latina.

América Latina cuenta con tres empresas entre las diez más grandes del mundo, JBS, BRF y Bachoco. Las dos primeras, de origen brasileño han pasado por diversas dificultades de diferente índole y se encaminan a recuperar el terreno perdido a los largo de los últimos dos años.

El sector en México continúa una senda de crecimiento en las exportaciones que ronda el 4% anual. Esto se debe en parte a la integración vertical, mejora de los sistemas de producción y aumento de la inocuidad alimentaria en toda la cadena de producción.

En México también tiene fuerza en la parte que concierne a la producción de huevos, tanto para consumo como para la exportación de este producto. A falta de datos oficiales finales se espera que el sector avícola produzca en México 3.9 millones de toneladas de carne de pollo y unas 10,700 toneladas de carne de pavo. El fuerte consumo doméstico, que se ubica en 28,2 kg por habitante y año de producto nacional, espera un aumento contabilizando también el producto exportado hasta 32,88 kgs. por habitante y año.

Este nivel de consumo sin embargo no es el mayor de América Latina, ya que:
– Perú lidera en consumo regional con casi 47 kgs. por habitante y año, superando en 2017 a Argentina como la nación regional con mayor consumo per cápita.
– Panamá y Brasil siguen de cerca a Perú con 41 kgs por habitante y año de acuerdo con las cifras de Watt Global.
– Bolivia tuvo un incremento significativo en el consumo de carne avícola desde el año 2016 hasta el presente, pasado de 33 kgs por habitante y año a más de 43 kgs.
– La preocupante situación económica y social en Venezuela ha supuesto uno de los descensos más significativos en el consumo de carne avícola, pasando de 37 kgs por año y habitante en 2016 a tan sólo 17 kgs en el 2017 y falta de confirmación de una cifra exacta para el año 2018.

Fuente: www.industriaalimenticia.com