Aparición del mecanismo de resistencia a la colistina mediada por plásmidos

17 abril, 2019

Durante un proyecto de vigilancia rutinario sobre la resistencia a los antimicrobianos en Escherichia coli comensales procedentes de animales destinados al consumo en China, se observó un importante aumento de la resistencia a la colistina. Hasta ahora, la resistencia a la polimixina estaba relacionada con mutaciones cromosómicas y nunca se había informado de que se produjera a […]

Durante un proyecto de vigilancia rutinario sobre la resistencia a los antimicrobianos en Escherichia coli comensales procedentes de animales destinados al consumo en China, se observó un importante aumento de la resistencia a la colistina.
Hasta ahora, la resistencia a la polimixina estaba relacionada con mutaciones cromosómicas y nunca se había informado de que se produjera a través de la transferencia horizontal de genes.
Durante un proyecto de vigilancia rutinario sobre la resistencia a los antimicrobianos en Escherichia coli comensales procedentes de animales destinados al consumo en China, se observó un importante aumento de la resistencia a la colistina. Cuando una cepa de E coli, SHP45, con resistencia a la colistina que podía haber sido transferida a otra cepa, fue aislada de un cerdo, se realizó un análisis más detallado de la posible resistencia a la polimixina mediada por plásmidos. En este estudio, se informa de la aparición del primer mecanismo de resistencia a la polimixina mediada por plásmidos, MCR-1, en Enterobacteriaceae.
MétodosEl gen mcr-1 en la cepa E coli SHP45 se identificó mediante la secuenciación y subclonación de todo el plásmido. La prevalencia de mcr-1 se investigó en cepas de E coli y Klebsiella pneumoniae recogidas de cinco provincias entre abril de 2011 y noviembre de 2014. La capacidad de MCR-1 para conferir la resistencia a la polimixina in vivo se examinó en un modelo de infección en muslo en ratón.

Hallazgos

La resistencia a la polimixina fue debida singularmente al gen mcr-1 mediado por plásmidos. El plásmido portador de mcr-1 se movilizó a un receptor E coli a una frecuencia de 10−1 a 10−3 células por célula receptora mediante conjugación, y se mantuvo en K pneumoniae y Pseudomonas aeruginosa. En un modelo in vivo, la producción de MCR-1 invalidaba la eficacia de la colistina. MCR-1 es un miembro de la familia de la enzima fosfoetanolamina transferasa, con expresión en E coli dando como resultado la adición de fosfoetanolamina al lípido A. Se observó mcr-1 en aislados de E coli recogidos de 78 (15%) de 523 muestras de carne cruda y 166 (21%) de 804 animales durante 2011–14, y 16 (1%) de 1322 muestras de pacientes hospitalizados con infección.

Interpretación

La aparición de MCR-1 muestra la resistencia mediada por plásmidos a la poliximina. Aunque actualmente se limita a China, es probable que MCR-1 imite a otros mecanismos de resistencia global como el NDM-1. Los hallazgos obtenidos en este estudio destacan la urgente necesidad de una acción coordinada a nivel mundial en la lucha contra las bacterias Gram-negativas panresistentes.

Fuente: www.3tres3.com