Este hito histórico, del que sin duda debemos enorgullecernos, ha sido posible gracias a la gran calidad, aceptación por el mercado, la espectacular mejora genética continua y el imparable avance del conocimiento de la ciencia avícola y de las mejores prácticas desde la que destacamos las más relevantes cada mes en SELECCIONES AVICOLAS.

Dicho esto, habremos de estar preparados para los retos y ataques, sin caer en el exitismo, pero conscientes de que los animalistas radicales atacarán sin descanso toda producción animal, industrial o no industrial, no lo olvidemos. Los radicales no buscan el bienestar de los pollos, buscan imponer su modelo y que no se consuma proteína animal.

Además de este reto otros como mejorar la percepción de la carne ante la gran mayoría de consumidores, hemos de solucionar ya las miopatías, es inadmisible que al consumidor le pueda llegar “carne de pollo spaghetti” como acusaba hace poco el “The Washington post”. Da una imagen nefasta.

Sostenibilidad, producción sin antibióticos, bienestar animal, serán algunos de los otros grandes retos.

En cuanto a cifras, China se convertirá en 2019 en el cuarto productor mundial, con el 12,3% del total. Europa, con un 12,8% de la producción mundial, crecerá un 1,3%, mientras que los EEUU crecerán un 2,3%. Actualmente uno de cada cinco pollos del mundo se crían en EEUU.

Buenas perspectivas, con nuevos retos y nuevos frentes de batalla, en una producción que sin duda seguirá aumentando en los próximos 10 años, sólo hay que mirar el apabullante crecimiento de las clases medias en África y Asia…

Fuente: avicultura.com
Federico Castelló
Director Real Escuela de Avicultura