Comparación de dos sistemas de captura de pollo engorde, a través de la evaluación de parámetros zootécnicos y el impacto sobre la calidad del producto final, Caldas Antioquia

1 diciembre, 2019

RESUMEN El sector avícola en la modalidad de pollo de engorde busca aumentar su eficiencia productiva para brindar seguridad alimentaria, ya que en la actualidad la población mundial está incrementando de manera acelerada y con ella la demanda de proteína de origen animal, teniendo en cuenta que el consumidor de hoy es más crítico respecto […]

RESUMEN

El sector avícola en la modalidad de pollo de engorde busca aumentar su eficiencia productiva para brindar seguridad alimentaria, ya que en la actualidad la población mundial está incrementando de manera acelerada y con ella la demanda de proteína de origen animal, teniendo en cuenta que el consumidor de hoy es más crítico respecto a los productos que va a consumir, prioriza la calidad frente al precio, busca respaldo del producto a partir de la trazabilidad y presta gran atención a conceptos nuevos como lo son la producción sostenible que no cause grandes impactos en el medio ambiente y bienestar animal (8,12).

Para que la producción de pollo de engorde sea eficiente y económicamente viable debemos realizar un manejo integral de nuestros lotes tanto en el levante como en el engorde, teniendo en cuenta factores que pueden limitar el crecimiento de los  pollos y afectar la calidad del producto final como la nutrición, densidad de la población,  el suministro adecuado de agua, infraestructura, personal, bioseguridad de la granja, ventilación, iluminación y temperatura de los galpones;

Las últimas 24 horas de vida de los pollos son consideradas como un periodo crítico en el que se realizan varias actividades, donde una de ellas es el atrape, el cual, de acuerdo a su forma de ejecución,  puede influir sobre los indicadores productivos y de calidad del producto final (8). El atrape se realiza al finalizar el ciclo productivo del pollo de engorde para transportarlos hacia la planta de beneficio, y para esto se han utilizado dos sistemas de captura los cuales son el método tradicional por las patas y el método argentino o por el dorso.

La intención de este proyecto de investigación fue comparar los métodos de captura anteriormente mencionados, analizando parámetros zootécnicos como porcentaje de decomisos y principales zonas decomisadas en planta de beneficio, calidad de la canal, tiempo de realización del atrape y tiempo de ayuno, que pueden verse afectados por el método de captura que se utilice, ya que al momento de comparar el método de captura por las patas vs. por el dorso se han evidenciado los siguientes porcentajes de lesiones: alas 7,07% vs. 3,21%; muslo 6,01% vs. 2,77%; y pechuga 4,25% vs. 2,72% respectivamente(11). La mortalidad puede verse aumentada durante los procesos de captura y transporte, la cual no debe superar el 0,1%, y se reporta que utilizando el método de captura tradicional la mortalidad es de 0,32% mientras que con el método de captura argentino es de 0,13%. (7,11)

El rendimiento de la canal es un parámetro que generalmente se mide en pollo faenado eviscerado, donde el rango que se considera aceptable son de valores superiores al 72%, sin embargo, hay reporte de aves con rendimientos mayores del 83-85% y es lo que realmente se está esperando obtener al final de la cadena productiva(8). Existen diversas razones y criterios que se tienen en cuenta para realizar decomisos parciales o totales de una carcasa de pollo de engorde en planta de beneficio, pues solo los animales aparentemente sanos y fisiológicamente normales son procesados para el consumo humano, una de las causas más importante de decomiso son los traumatismos ocasionados con gran frecuencia durante el atrape,  que pueden causar fracturas, hematomas, petequias, hemorragias en piel, luxaciones, etc., que dependiendo del grado de compromiso de la canal puede generar decomiso parcial (compromete menos del 50% de la canal) o decomiso total (compromete más del 50% de la canal). (10)

INTRODUCCION

La forma de capturar el pollo al finalizar el ciclo productivo es una de las labores más importantes pues define indicadores zootécnicos que conllevan a pérdidas económicas altas. Es por ello que es indispensable determinar qué tipo de captura es la más acorde para beneficiar la calidad del producto final. Los pollos de engorde pueden capturarse de diferentes formas, ya sea de forma tradicional (captura por ambas patas) o captura argentina (captura por el dorso).

Si bien se sabe que la captura tradicional es de rápido manejo, las lesiones ocasionadas en el animal se van a ver afectadas en la canal y cuando las aves se ponen cabeza abajo y se suspenden por las patas, se les produce mayor estrés, dolor, riesgo de lesiones y aumento de la mortalidad que cuando se les captura por el dorso. Por otro lado, la captura por el dorso se basa en el bienestar animal que conlleva a menos decomisos y mejor calidad en el producto.

Dada la importancia que conlleva la captura como parte de la trazabilidad para obtener un producto de calidad, es fundamental reconocer el método apropiado de este para las granjas avícolas colombianas, actualmente no se encuentran datos concretos que expongan los beneficios de realizar un método de captura sobre otro, por lo tanto es importante identificar qué tipo de captura genera mayor bienestar al animal y  que de igual manera  proteja la calidad de la canal, para que de esta manera la pérdida económica que pueda tener el productor sea mínima, demostrar la importancia de adaptar la granja para lograr realizar la captura de la manera adecuada e implementar métodos que favorezcan la seguridad laboral de los operarios.

Actualmente existen estudios que demuestran que el método de captura argentino es un mejor método para los animales pero ninguno demuestra como beneficia económicamente al productor aunque debe hacer una inversión inicial mayor, pues si bien es cierto que implementar el método argentino es más costoso, se quiere demostrar con este proyecto de investigación que en las ganancias finales del productor, después de beneficiado el pollo de engorde, va a obtener mayores ingresos que si utilizara el método tradicional, pues tendrá menos pérdidas de peso y poca impacto sobre el rendimiento y calidad de la canal y menores pérdidas por decomisos parciales o totales a causa de lesiones, teniendo en cuenta que de igual manera estará garantizando el bienestar de los animales durante todo el proceso productivo.

MATERIALES Y METODOS

Localización

La población de trabajo fueron pollos de engorde de una granja ubicada en el municipio de Caldas Antioquia, vereda La Miel, esta granja cuenta con 4 galpones donde cada uno esta enumerado (1- 4) para una capacidad total de 40.200 aves aproximadamente. Para este estudio se trabajó con la población del galpón número 2 y 3, ya que por ubicación geográfica se puede implementar de manera adecuada tanto la captura tradicional como la captura argentina, estos galpones cuentan con 1003 y 840 m2 respectivamente, y se maneja una densidad de 12 aves/m2, es decir que el galpón 2 tiene capacidad para 12.000 totales y el galpón 3 10.000 aves totales, donde normalmente el 50% de la población son hembras y el 50% restante de la población son machos.

Material biológico

Se evaluó la población total de hembras de dos galpones diferentes, donde en el galpón 2 se realizó el atrape por el dorso o argentino y en el galpón 3 el atrape tradicional o por patas, ambas hembras fueron engordadas en la misma granja bajo las mimas condiciones de ambiente, alimentación y procedentes de los mismos lotes de incubadora (lote 48 T4). Ambos grupos de hembras salieron en la misma fecha de la granja a planta de beneficio con 37 días de edad con un peso promedio de 1905 gr. La cantidad total atrapada en el galpón (2) fueron 5817 hembras, y en el galpón (3) 4368 hembras.

Diseño experimental 

Se evaluaron dos tipos de captura en pollos de engorde, donde se capturaron hembras de dos galpones diferentes (galpón 2 y galpón 3) de 37 días de edad, en el galpón 2 se implementó el atrape argentino o por el dorso, donde se sacó toda la población total de hembras y se envió a la planta de beneficio en dos viajes, en el galpón 3 se implementó el atrape por patas o tradicional y de igual manera se envió la población total de hembra en dos viajes, durante el atrape se tomaron los datos de granja las cuales fueron: Placa del camión, numero de remisión de cada viaje, hora de inicio del ayuno, inicio del atrape, finalización del atrape, tiempo de transporte (tener en cuenta que esta granja cuenta con la ventaja, que la planta de beneficio es muy cercana, por lo tanto el tiempo de transporte suele ser mínimo), espera en el hangar de la planta de beneficio, numero de ahogados en el transporte, numero de atrapadores (el número de atrapadores o polleros puede variar dependiendo de la disponibilidad de personal), número de animales por viaje y por galpón, número de animales por huacal y peso promedio. El personal que llevó a cabo los atrapes, están capacitados y entrenados especialmente para realizar este trabajo, y solo ellos fueron los encargados de manipular las aves. Una vez los pollos llegaron a la planta de beneficio e iniciaron la faena dos médicos veterinarios y un estudiante de medicina veterinaria y zootecnia fueron los encargados de evaluar las condiciones en las que llegaba el pollo y que tipo de lesiones dependiendo del tipo de atrape lograban observar, el total de pollos evaluados en planta fue el 40% del total de pollos enviados por cada método de atrape.  Las lesiones que se buscaron fueron las siguientes: hematomas ala, hematomas muslo, fractura ala, fractura muslo, kilos de decomiso. La toma de datos se realizó en un solo día y no se intervino en el proceso normal del ciclo productivo del pollo.

Análisis estadístico

Para realizar el análisis estadístico se tuvo en cuenta un plan de análisis descriptivo que se hizo de acuerdo con la naturaleza de las variables: las variables cualitativas se expresaron mediante frecuencias absolutas y relativas y las cuantitativas de acuerdo con el resultado de la prueba de normalidad (Shapiro Wilk si n≤50 ó Kolmogorov Smirnov si n>50), donde la que siguieron una distribución normal (p>0,05) se expresaron con promedio y desviación estándar o las que siguieron una distribución diferente a la normal (p<0,05), por medio de la mediana y del rango intercuartílico.


RESULTADOS

Datos de granja

En la tabla 1, 2, 3 y 4 se muestran los datos recolectados en granja.

Datos de planta

 

DISCUSIÓN

En los datos recolectados en granja y planta se pueden observar resultados importantes que permiten hacer una comparación precisa entre los dos métodos de captura, los cuáles serán descritos a continuación.

En la tabla 2 donde hay datos de un viaje de atrape argentino vemos que 22 atrapadores cargan el camión completo en 30 minutos, mientras que en la tabla 3, que muestra los resultados de un viaje del galpón 3 atrapado con el método tradicional, vemos que la misma cantidad de atrapadores (22) cargan el camión con una cantidad similar de pollos en 58 minutos, indicando que es mucho más fácil y rápido el método argentino que el tradicional.

En los resultados de granja vemos que los tiempos de ayuno total y tiempo de espera en hangar están siendo manejados, entre lo posible, de manera indicada, que a pesar que no se cumple el tiempo ideal, no se está sobre ayunando al pollo de tal forma que este se deshidrate, pierda peso y hasta haya presencia de mortalidad, y aunque algunos galpones mostraron un deficiencia en el ayuno  por minutos como se ve en la tabla 2 y en la tabla 4 (ya que no se cumplió el rango ideal de ayuno 8 – 12 horas), no hubo reporte de planta de decomisos por enbuchamiento.

En la tabla 1 y en la tabla 2 (ambas tablas del galpón 2 método de atrape argentino) se puede observar que el número de ahogados en transporte de cada viaje, es respectivamente 3 y 2 pollos, que son el 0,1% y el 0,07% de la población total cargada en cada viaje,  mientras que en la tabla 3 y tabla 4 (ambas tablas del galpón 3 método de atrape tradicional) hay 0 pollos ahogados, estas diferencias se pueden atribuir al número de pollos por huacal aunque el porcentaje de mortalidad no sea alarmante; para los pollos del galpón 2 fueron 10 aves por huacal y para el galpón 3 8 pollos por huacal.

En cuanto a los resultados de planta debemos tener en cuenta que el total de aves capturadas por método tradicional fueron 4360 hembras de las cuales el 40% (1747) fueron evaluadas durante el proceso, y el total de aves capturadas por el método argentino fueron 5817 hembras de las cuales el 40% (2327) fueron evaluadas durante el beneficio.

En el grafico 1 se pueden ver las aves que presentaron fracturas en alas y en muslo dependiendo del tipo de captura al que fueron sometidos, en cuanto a las fracturas de alas, de las 1747 aves evaluadas que fueron atrapadas de manera tradicional, 63 aves (3,6%) presentaron lesiones, mientras que de las 2327 aves evaluadas que fueron capturadas con el método argentino, 52 aves (2,2%) fueron las que presentaron este tipo de lesión, en cuanto a las fracturas en el muslo, del total de aves evaluadas que fueron atrapadas de manera tradicional (1747) 48 aves (2,7%) presentan este tipo de lesión, sin embargo de las aves totales evaluadas que fueron atrapadas con el método argentino (2327) solo 17 aves (0,7%) presentan este tipo de lesión.

En el grafico 2 donde se muestran los resultados de la presentación de hematomas se puede observar que, en presentación de hematomas en alas, del total de aves atrapados de manera tradicional 95 aves (5,4%) presentan este tipo de lesión, y del total de las aves evaluadas que fueron atrapadas con el método argentino, 83 aves (3,5%) presentan dicha lesión.

En el grafico 3 se muestra la cantidad de kg de carne que fue decomisado dependiendo del tipo de lesión que presentaron las aves en las diferentes partes de la canal que ya se consideran como no comercializables; de la cantidad de aves evaluadas que fueron atrapadas de forma tradicional, se decomisaron 49,5 kg de carne, y de la cantidad total de aves evaluadas que fueron atrapadas por el dorso, solo se decomisaron 26 kg de carne.

En el grafico 4 se observa que de  la cantidad de aves totales evaluadas en planta que fueron atrapadas de manera tradicional (1747) se hallaron diferentes tipos de lesiones asociadas con el atrape en 269 aves, es decir el 15,4%. De estas 269 aves la distribución de lesiones fueron las siguientes: 23,4% alas fracturadas, 17,8% muslos fracturados, 35,3% hematomas en alas, 17,5% hematomas en muslo y 5,9% de hematomas en pechuga.

En el grafico 5 se observa que de  la cantidad de aves totales evaluadas en planta que fueron atrapadas usando el método de atrape argentino (2327) se hallaron diferentes tipos de lesiones asociadas con el atrape en 209 aves, es decir el 8,9%. De estas 209 aves la distribución de lesiones fueron las siguientes: 24,9% alas fracturadas, 8,1% muslos fracturados, 39,7% hematomas en alas, 16,7% hematomas en muslo y 10,5% de hematomas en pechuga.

Teniendo en cuenta la publicación de (Carvalho AFM, et al. , 2001) vemos diferencias en la frecuencia de presentación de ciertas lesiones según el método de captura implementado, las diferencias son las siguientes: según la literatura las lesiones (tanto hematomas como fracturas) en alas, evidenciadas con el atrape tradicional son el 7,07% y con la captura por el dorso 3,21%, pero los resultados obtenidos en este estudio son más altos, donde las lesiones en alas implementando el atrape tradicional corresponde al 9.04% y con la captura por el dorso, el porcentaje corresponde al 5,8%. Las lesiones en muslo, según la literatura, tiene un porcentaje de presentación del 6,01% implementando el atrape tradicional, y con el método de captura por el dorso 2,77%, mientras que en este estudio encontramos porcentajes menores pero coincidiendo con que la presentación de este tipo de lesión es más común en el atrape tradicional con un 5,4% y menos frecuente al implementar el método de captura por el dorso con un 2,2%. Al momento de evaluar las lesiones en pechuga, según la literatura, es normal encontrar un porcentaje del 4,25% con el atrape tradicional, y con el método argentino el 2,72%, pero en este estudio se evidencio que tanto con el atrape tradicional y el método de captura argentino los hallazgos en pechuga corresponde al 0,9%. Para estos porcentajes se tuvo en cuenta el total de aves evaluadas en cada método de captura/atrape, donde en el atrape tradicional se evaluaron 1747 aves totales y en el método de captura argentino se evaluaron 2327 aves totales. (11)


CONCLUSIONES

  • La captura de tipo argentino o por el dorso se hace en menor tiempo y de forma más eficiente si se compara con el atrape tradicional o por las patas, lo cual favorece significativamente a los pollos ya que los atrapadores permanecen menos tiempo en el galpón generándole menor estrés al pollo y de igual manera esto les favorece a los operarios pues pueden cumplir su labor de manera más efectiva.
  • Los tiempos de ayunos se están manejando de manera adecuada generando menores perdidas en los pollos y menor estrés en el manejo pre sacrificio de las aves, lo cual no solo beneficia al productor minimizando sus pérdidas, pues también es gran indicador de bienestar animal.
  • Los pollos que se ahogan durante el transporte son mínimos pero lo ideal es que esta mortalidad siempre fuera del 0%, donde para esto no solo se debe tener en cuenta la cantidad de pollos por huacal según peso y edad de las aves, si no que también lo ideal sería mejorar los problemas de ventilación que hay en los camiones encargados del transporte, principalmente cuando este se encuentra en el hangar cumpliendo el tiempo de espera mínimo de una hora antes del sacrificio.
  • En el atrape tradicional hay mayor presentación de lesiones en alas, como fracturas y hematomas, que en el atrape argentino, esto se debe que al atrapar a las aves por las patas para cargarlas desde el galpón y hacer todo el recorrido hasta el camión, las aves aletean y se golpean entre ellas mismas generando este tipo de lesiones de manera frecuente.
  • La presentación de hematomas y fracturas en alas y muslos en el atrape argentino, aunque es menor que en el atrape tradicional, se puede dar por que al observar como realizaban el atrape los operarios se pudo evidenciar que muchas veces en lugar de acuñar los pollos y atraparlos por el dorso, eran cogidos por las alas o patas, pudiendo generar estas lesiones.
  • La cantidad de aves que cargan normalmente los atrapadores por mano al momento de realizar un atrape tradicional son de 7 a 8 pollos (hembras) o de 5 a 6 pollos (machos) dependiendo de la edad y peso del aves, para esto la fuerza que deben generar los operarios sobre las patas de los pollos es alta, además que los pollos se van agitando durante todo el camino del galpón al camión, facilitando esto a las fracturas y hematomas en muslos, los cuales se presentan mucho más en este tipo de atrape que en el argentino.
  • Las aves capturadas en la modalidad Argentina sufrieron menores lesiones que las aves atrapadas de manera tradicional, lo cual se ve reflejado en los kilos totales decomisados.
  • Las parte del pollo que más lesiones presenta asociadas al atrape son las alas, viéndose más afectadas durante la ejecución del atrape tradicional.
  • A pesar de que se evaluaron más cantidad de aves en atrape argentino que en tradicional, la cantidad de aves con lesiones es mayor en las que fueron atrapadas de forma tradicional, lo cual ratifica aún más el buen resultado del atrape argentino.
  • Es pertinente capacitar a los operarios para mejorar la técnica del atrape argentino, lo cual mejoraría aún más los resultados obtenidos.
  • El atrape tradicional solo se debe realizar en casos de fuerza mayor donde por localización de los galpones no sea posible realizar el atrape argentino por que no se puede acomodar los rieles ni el camión, aunque lo ideal sería solo tener granjas donde el método argentino fuese el utilizado, pues no solo es mejor para el bienestar del pollo y los empleados, si no para la empresa pues la pérdidas son menores.
  • Según los resultados de este estudio podemos concluir que el método de captura argentino es ideal para garantizar el bienestar animal, teniendo en cuenta que la técnica se debe mejorar capacitando aún más a los atrapadores.


REFERENCIAS

1. Barbut S, Poultry products processing: an industry guide. In: crc press editors, 2001. p 72-74
2. Kettlewell, P. J. and M. A. Mitchell. Catching, handling and loading of poultry for road transportation. World’s Poultry Sci. 1994. 50:55.
3. Kettlewell, P. J. and M. J. B. Turner. A review of broiler chicken catching and transport systems. J. Agric. Eng. Res. 1985 31:93.
4. Valls, J.L, Las últimas 24 horas del pollo de engorde, La revista global de avicultura, España, 2014.
5. Tejeda G.V.R, Braña V.D, Rosario C.C, Castañeda S.M.P, Evaluación de dos factores que intervienen en la calidad de la canal de pollo: sistemas de captura y programas de restricción alimenticia, Centro de Enseñanza, Investigación y Extensión en Producción Avícola. Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad Nacional Autónoma de México. 2014
6. Monleón R, Manejo del pre-procesamiento de los pollos: captura, Capitulo 3, Aviagen Asia Pacific, Tailandia 2012.
7. Arbor Acres, Guía de manejo del pollo de engorde, Sección 6: manejo antes del procesamiento, Aviagen USA, 2009, p 45-48
8. Quintana López J.A, Capitulo XV AVITECNIA Manejo de las Aves Domésticas más comunes, 4ta edición, Editorial Trillas, Año: 2011
9. Rojas D, Calvo A, Cap 27 bienestar del pollo de engorde: captura, transporte y sacrificio. En: Libro Bienestar animal: Una visión global en Iberoamérica, 3ra edición, Elsevier, 2016
10. Dirección de inocuidad de productos de origen animal DIPOA, criterios técnicos para el decomiso de estados patológicos en aves, SENASA, servicio nacional de salud animal Costa Rica; 2013. p 8-10
11. Carvalho AFM. Manejo final e da retirada. En: Conferencia apinco de ciencia e tecnología avícolas. Campinas.2001. 59-66
12. Fenavi, Revista Avicultores, Perspectivas avícolas, edición 246, febrero 2017
13. Bajaei M, Cheng KM . Effects of pre-transport handling stress on physiological and behavioral response of ostriches. Poultry Science, 1137-1148. 2014
14. Broom DM, Bienestar animal. Etología Aplicada, Edición de F. Galindo y A. Orihuela, UNAM. 2004
15. Rui B, Ramos DS. Critical points in the pre-slaughter management of broiler: feed withdrawal, capture and catching, transport and lairage time in the plant. Ciencia rural, Santa Maria, 2011.
16. Motas Rojas D, Orozco Gregorio H, Therapeutic approaches in animals to reduce the impact of stress during the transport to the slaughtherhouse, 2011
17. Knowles TG, Bromm DM, The handling and transport of broilers and spent Hens, Applied animal behaviour science, 1990.
18. López R, Cruz-Cruz LA, Métodos de captura y bienestar del pollo de engorda, Los avicultores y su entorno, BM Editores, 2015

Fuente: avicultura.mx

Autor: Luisa Fernanda García Gaviria
Colaboradores: Juan Carlos Pareja Arcila, Francisco Garay Pineda, Simón González González