​Alimentación balanceada para un sistema inmunológico fuerte

Son varios los nutrientes que intervienen en las funciones del sistema inmune, las vitaminas A, C y D, el zinc, hierro y selenio. Descubre qué es lo que aporta el huevo. ​La vitamina A es muy importante para mantener la salud de la piel y mucosas (la “piel” dentro de la nariz y boca, entre […]

Son varios los nutrientes que intervienen en las funciones del sistema inmune, las vitaminas A, C y D, el zinc, hierro y selenio. Descubre qué es lo que aporta el huevo.
Picture

  • ​La vitamina A es muy importante para mantener la salud de la piel y mucosas (la “piel” dentro de la nariz y boca, entre otros), y estas son la primera barrera de defensa. Por eso es importantísimo comer alimentos ricos en esta vitamina como el hígado, las carnes, ya yema del huevo y los vegetales de color amarillo-anaranjado. Una porción de dos huevos aporta el 18% de tus necesidad3 diarias de vitamina A.
  • La vitamina C es indispensable para la producción de anticuerpos y otras células inmunológicas, por eso debemos consumir todos los días frutas y verduras crudas. Todos los vegetales contienen vitamina C, pero esta se pierde con la cocción, por lo que es importantísimo comer alimentos crudos. Acompaña tus huevos con frutas y verduras frescas, ya que esta es la única vitamina que no encontrarás en ellos.
  • La vitamina D es importante para la producción de glóbulos blancos. La encuentras en los huevos, los productos lácteos y las víceras como el hígado, además tu cuerpo la puede producir si te expones al sol sin bloqueador durante 15 minutos cada día. Una porción de 2 huevos aporta el 10% de tus necesidad3 diarias de esta vitamina.

Picture

  • El zinc se encarga de que las células inmunológicas se puedan reproducir, por eso no te debe faltar! Lo encuentras en los quesos (por ejemplo Parmesano y Glouda), la carne de res, los huevos y las nueces y semillas. Una porción de dos huevos aporta el 9% de tus necesidades diarias de zinc.
  • La anemia por deficiencia de hierro tiene como consecuencia que los fagocitos (las células del sistema inmune que se comen a los malos) no funcionen adecuadamente. Por eso debes asegurarte de consumir alimentos rojos de origen animal y yema de huevo. Una porción de dos huevos porta el 10% de tus necesidades diarias de hiero.
  • El selenio es conocido como el mineral de la felicidad, pero también es indispensable para que se reproduzcan las células inmunes. Lo encuentras en huevos, pescado, mariscos, hongos, carnes y nueces. Una porción de dos huevos aporta el 44% de tus necesidades de selenio.

NEWSLETTER Nº 125 / Marzo 2020
Elaborado por:
Lic. Sandra Wages Young
Nutricionista ILH