COVID-19: Esperando por los fármacos y la vacuna

5 mayo, 2020

El mundo está alerta, la prensa muy activa, las autoridades firmes, la amenaza acecha. Esta columna trata de echar algo de luz sobre la pandemia con información actual que se modifica continuamente en una dinámica vertiginosa. La aparición del SARS-CoV-2 ha producido una profunda conmoción, en la que están involucrados todos los actores sociales. Es en función de […]

El mundo está alerta, la prensa muy activa, las autoridades firmes, la amenaza acecha. Esta columna trata de echar algo de luz sobre la pandemia con información actual que se modifica continuamente en una dinámica vertiginosa.

Redgealc

La aparición del SARS-CoV-2 ha producido una profunda conmoción, en la que están involucrados todos los actores sociales. Es en función de esa conmoción que se incrementa todo tipo de versiones vinculadas a la pronta aparición de vacunas, nuevos fármacos o procedimientos, que pondrían fin al flagelo. La fluidez e  intensidad que las nuevas herramientas comunicacionales imprimen a muchas de esas versiones, les da un cierto cariz de verdad o, en realidad pos-verdad, en que su atractivo y sensacionalismo las validan.

El mundo espera ansioso la llegada de una vacuna.

Ya se están haciendo pruebas en humanos con algunas de ellas. Habrá que esperar, en el hemisferio sur, hasta el invierno de 2021, si todo va muy bien. La esperanza inmediata está depositada en los fármacos. Pero para que un fármaco que demuestra eficacia “in vitro” llegue al uso clínico se necesitan muchos pasos incluyendo experimentación en seres vivos. Esos pasos incluyen la demostración de eficacia y seguridad en pacientes y requieren tiempo de estudio, diseño, ejecución de protocolos experimentales y obtención de conclusiones favorables.

Cuando el producto es aprobado para su comercialización y utilización en seres humanos, aún no ha terminado su estudio. Se lo seguirá analizando y controlando a través de farmacovigilancia e incluso desarrollo de nuevas indicaciones. El reposicionamiento de viejos fármacos es una metodología interesante, ya que se trata de drogas que ya han sido probadas en su inocuidad y por lo tanto, el desarrollo de nuevas indicaciones no sería tan oneroso ni requeriría tanto tiempo. En estos días, el reposicionamiento ha adquirido nuevo valor, dada la necesidad imperiosa de encontrar alternativas terapéuticas para tratar la COVID-19.Cloroquina: la droga contra el Coronavirus que prueba el gobierno ...

La cloroquina y la  hidroxicloroquina son claros ejemplos. Fármacos dirigidos al combate de la malaria o paludismo durante muchos años, utilizados también para tratar algunas enfermedades del colágeno (lupus eritematoso, artritis reumatoidea), recientemente se descubrió su actividad antiviral frente al virus del SIDA. Su actividad inmunomoduladora y bloqueadora de entrada del virus a la célula, los posicionó como alternativas para combatir al SARS-COV-2.

La hidroxicloroquina se suele combinar con azitromicina, un muy eficaz antimicrobiano utilizado, entre otras indicaciones, para tratar infecciones por gérmenes oportunistas en pacientes inmunodeprimidos. El remdesivir, es un antiviral utilizado frente al ébola, que se está probando en varios centros en diversos países. La combinación ritonavir-lopinavir es una asociación que se ha usado en el tratamiento del SIDA y está en estudio. También se está estudiando esta última asociación combinada con interferón, una molécula capaz de bloquear la entrada de virus a las células. Claro que además de la cloroquina e hidroxicloroquina, otras viejas terapias están resurgiendo.Cuba distribuye Interferón Alfa-2B para combatir el coronavirus ...

La administración de suero de pacientes curados de la COVID-19 a enfermos, equivale a proveerlos de anticuerpos con los cuales combatir con éxito la enfermedad. La producción de sueros hiperinmunes en equinos también está en pleno desarrollo en algunos centros. La investigación funciona a toda velocidad, si bien es difícil
coordinar protocolos para trabajar en diferentes países al mismo tiempo, eso da la ventaja de contar con muchos pacientes y de obtener resultados muy rápidamente.

Es claro que, en el marco de las urgencias que plantea la pandemia de COVID-19, las autoridades deben balancear la rigidez de las regulaciones que plantean exigencias que requieren estudios prolongados y complejos, con la imperiosa necesidad de introducir alternativas terapéuticas con posibilidades de combatir la noxa en el menor tiempo posible.

La COVID-19 es una nueva enfermedad viral, que se incorpora al grupo de virosis emergentes o reemergentes como influenza aviar, SARS, MERS, Ébola, Dengue, Zika, Chikungunya, SIDA, entre otras y se suma a cólera, difteria, tuberculosis, paludismo, Chagas, como enfermedades bacterianas reemergentes o,  lamentablemente siempre presentes en el planeta y afectando a millones de seres humanos.

El tema de las enfermedades emergentes y reemergentes es complejo y está estrechamente vinculado a la globalización. El turismo y el comercio internacional, el crecimiento demográfico y la existencia de megalópolis, el cambio climático, que genera cambios epidemiológicos.

También los cambios ambientales, que incluyen modificaciones en la flora microbiana, la incidencia del uso de agentes antisépticos o antimicrobianos que seleccionan microorganismos resistentes, una de las plagas de nuestra época. Las acciones de salud pública que, a veces, concentradas casi excluyentemente en una patología, como podría ocurrir ahora, corren el riesgo de descuidar otras igualmente graves. Problema polifacético, las enfermedades emergentes y reemergentes son un tema de Una Sola Salud, la salud del hombre, la de los animales, la del medio ambiente integradas en una sola.

Entre las cuestiones culturales que inciden en la difusión epidémica, desde nuestro punto de vista parece horroroso el consumo de animales de todo tipo, a veces vivos, que hemos conocido a través de documentos obtenidos en China. Sin embargo, nos parecen totalmente normales algunas prácticas profundamente arraigadas en nuestra sociedad y que deben ser cuidadosamente reevaluadas. El consumo del mate, práctica ancestral que deberá ser reconsiderada, es una de ellas. La “carneada”, práctica de campo que, en una gran cantidad de oportunidades se realiza lejos de las mejores condiciones de higiene y buenas prácticas.Cómo preparar y tomar mate como un verdadero Argentino | AMAUTA ...

Pero no podemos dejar de considerar cuestiones elementales que hacen a la práctica sanitaria. El uso de guardapolvos debe ser reevaluado y ubicado en su verdadera dimensión.

El guardapolvo o cualquier otro tipo de indumentaria que se porte cuando se entra en contacto con pacientes, es una barrera. Una barrera que protege a quien la porta y a quien la enfrenta. Esa barrera debe ser usada exclusivamente en el hospital o centro de salud y allí debe quedar, allí deberá ser lavada y esterilizada de ser necesario y no deberá ser utilizada para circular por la calle, para hacer trámites ni al llegar al domicilio.

Los instrumentos para el combate de la pandemia, como se ha dicho, son pocos. No hay vacunas ni fármacos de eficacia comprobada aún. Pero las herramientas están a mano. Si las personas se toman en serio mantener la distancia entre ellas, se lavan las manos correctamente y cuando corresponde y usan un barbijo adecuado siempre que salen a la calle, las posibilidades de contagio se reducen drásticamente.

Si las personas mayores, de alto riesgo se quedan en la casa, estarán protegidas. Si una cuarentena bien administrada se plantea con razonabilidad y educando a la población, el concepto de “achatar la curva” tan remanido y ya por todos comprendido, puede servir para que todos los enfermos puedan ser  atendidos en tiempo y forma. Claro que el virus tiene una ventaja difícil de revertir, son los pacientes asintomáticos. Contra ellos no podemos luchar, porque no los conocemos.Distanciamiento social: por qué guardar las distancias ayuda a ...

Aquí adquiere toda la fuerza el primero de los consejos a seguir, que reiteramos: Distanciamiento social, uso de barbijo adecuado y bien colocado y lavado de manos frecuente, oportuno y bien realizado.

Fuente: Jorge O. Errecalde

Grados Académicos:
Médico Veterinario de la Universidad Nacional de La Plata.
Médico de la Universidad Nacional de La Plata.

Posgrados
Doctor en Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata.
Bachelor Honours de la Universidad de Pretoria.
Master en Farmacología y Toxicología de la Universidad de Pretoria.

Academias
Fellow de la Academia Americana de Farmacología y Terapéutica Veterinaria. Desde diciembre de 1993 (seleccionado por antecedentes).
Miembro Honorario del Colegio Europeo de Farmacología y Toxicología Veterinaria. Desde 1999 (por evaluación de antecedentes).
Académico de Número. Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria. Desde 2009.
Académico Correspondiente Extranjero. Real Academia de Ciencias Veterinarias de España.
Académico Correspondiente. Academia Nacional de Farmacia y Bioquímica. Desde 2011.
Académico Titular. Academia Nacional de Farmacia y Bioquímica. Desde 2018.
Vicepresidente Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria. Desde 2019.

Fecha de nacimiento: 24/10/1949

Dirección de correo electrónico: jerrecal@yahoo.com

Producción científica y tecnológica
Labor científica acreditada a través de publicaciones en revistas nacionales e internacionales, comunicaciones a reuniones científicas, conferencias y tareas de extensión. Ha dirigido 13 trabajos de tesis de Doctorado. Ha dictado más de 200 conferencias en el país y en el exterior. Ha publicado más de 160 trabajos científicos en revistas nacionales e internacionales. Ha presentado más de 280 comunicaciones a Congresos.

Ha recibido los premios Roman Niec de la Asociación Argentina de Parasitología Veterinaria en 1988. El Diploma de Honor CEDIQUIFA en 1992. El Premio Estímulo a la producción científica de la UBA en 1998. El Premio Bayer de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria en 2007. El premio Biogénesis a la trayectoria profesional en 2011. El Premio Litter de la Sociedad Médica Argentina y el título de Magister Scientiae et Artium Medicinae, otorgado por la Asociación Médica Argentina, Buenos Aires, 2011.

Ha recibido más de 20 subsidios de CONICET, CIC, Secretaría de Ciencia y Técnica, FAO, OIE, OMS y Fundaciones privadas.
En los últimos años su desempeño a nivel internacional se resume en lo siguiente:
Miembro del Editorial Board del Journal of Veterinary Pharmacology and Therapeutics desde 1993 hasta 2003.
Miembro del Comité Científico del VI Congreso de la Sociedad Europea de Farmacología y Toxicología Veterinaria, Edimburgo, 1994. Chairman Sesión Parasitología.
Miembro del Comité Científico del VII Congreso de la Sociedad Europea de Farmacología y Toxicología Veterinaria. Madrid 1997.  Chairman Sesión Toxicología.
Miembro del Comité Científico del VIII Congreso de la Sociedad Europea de Farmacología y Toxicología Veterinaria. JERUSALEM 2000. Chairman Sesión Medicamentos en Animales de Producción.
Diplomado del Colegio Europeo de Farmacología y Toxicología Veterinaria. Año 2000.
Consultor de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación 2003 para la realización del libro Antimicrobianos en Animales, Resistencias Bacterianas, Incidencia en Salud Pública.
Consultor de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación 2004 para la realización del libro Uso de Racional de Antimicrobianos en Animales.
Seleccionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Internacional de Epizootias (OIE) y Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para participar del Workshop en Resistencia Antimicrobiana, Evaluación Científica, Ginebra, 2003.
Seleccionado por la OMS, OIE y FAO para participar del Workshop en Resistencia Antimicrobiana, Opciones de Manejo, Oslo, 2004.
Designado integrante de la comisión de resistencia bacteriana de la OIE, París, 2005-2011 (reuniones bianuales desde 2005 hasta la fecha).
Seleccionado por la OMS, OIE y FAO para participar del Workshop en Antimicrobianos Críticamente Importantes, Roma, 2007.

Formación de recursos humanos: Esta ha sido una inquietud permanente quien cuenta con numerosos discípulos que así lo acreditan. Sigue una lista de personas formadas bajo su dirección, con su posición actual.
Ha participado de varios Proyectos de Investigación Acreditados desde la creación del sistema de incentivos. Participó de la primera categorización, realizada en el Ministerio de Educación, en la segunda, en el Consejo de Rectores de Universidades Nacionales y en varias posteriores. Tuvo categoría A desde el inicio, luego I.

Docencia Universitaria de grado y posgrado.
Se desempeñó en todas las categorías docentes desde Ayudante Alumno a Profesor Titular. Fue Profesor de Farmacología por concurso en tres Facultades distintas, concursando un total de cinco (5) veces.
Contribuyó al desarrollo y consolidación de Instituciones Científicas y de Educación Superior. Ha actuado en el medio universitario, en instituciones estatales como INTA y CAFPTA, en CONICET y CIC (Comisiones Evaluadores), ha sido jurado de concursos docentes universitarios, ha sido evaluador de la Universidad del Litoral, de la del Nordeste, de la de Rosario, de la UBA, de la de La Plata y de la de La Pampa. Sigue una lista de posiciones desempeñadas.

Profesor Titular Farmacología UNICEN (por concurso en 1985).
            Profesor Titular de Farmacología, UNLPam (1987).
Consejero Académico, Facultad de Cs. Veterinarias UNLP: 1985, 1987-1988, 2001-2004.
Vicedecano FCV, UNLP: 1986-1988.
Gerente de Investigación y Desarrollo de Pfizer N.Y. para el cono sur, 1991-1994.                                                                1991-19
Miembro de la Comisión Asesora en Ciencias Agropecuarias de
CONICET desde 1988 hasta 1997.

Asesor de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad del Litoral para la obtención de un Crédito FOMEC de un millón de dólares. Este crédito fue obtenido y representó un salto cuali-cuantitativo en equipamiento y formación de recursos humanos para esa Facultad.

Miembro del Consejo de Centro. INTA Castelar. 2005-2006.

Profesor Titular Farmacología, Farmacotecnia y Terapéutica, Facultad de Ciencias Veterinarias, UNLP (por concurso en 1985, 1997 y 2005).
Profesor Titular Farmacología Básica y Farmacodinamia, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional de La Plata (por concurso en 2007).

Presidente INCAM S.A.
Vicepresidente Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria.