Bioseguridad en la producción avícola: conozca procedimientos a seguir

26 mayo, 2020

El objetivo principal de los programas de bioseguridad en la producción animal es evitar la posibilidad del contagio y la propagación de enfermedades infecciosas, causadas por bacterias u otros agentes patológicos y que estas proliferen, dentro de una granja. Seguir estos procedimientos es también uno de los requisitos necesarios para que una empresa o propiedad […]

El objetivo principal de los programas de bioseguridad en la producción animal es evitar la posibilidad del contagio y la propagación de enfermedades infecciosas, causadas por bacterias u otros agentes patológicos y que estas proliferen, Bioseguridad en granjas avícolas - ABC Rural - ABC Colordentro de una granja. Seguir estos procedimientos es también uno de los requisitos necesarios para que una empresa o propiedad reciba la certificación de bienestar animal, que va más allá de los aspectos relacionados al manejo compasivo de la especie que se está certificando.

Los estándares de certificación deben designan las normas específicas para la crianza de cada especie animal, ya sean gallinas ponedoras, pollos de engorde, pavos, cerdos, vacas lecheras, bovinos de engorde, bisontes, cabras u ovejas. También hay normas especiales para el sacrificio de animales.

Las acciones preventivas de bioseguridad en la producción animal requieren que los productores cumplan con los requisitos necesarios para evitar los riesgos de contaminación de los animales, preservar su salud y garantizar la seguridad durante todas las etapas de la producción. Estas acciones deben combinarse con el monitoreo del flujo de animales entre las diversas etapas de su vida, además del uso de prácticas de bienestar animal, de la capacitación de los manipuladores y de un sistema de gerencia de calidad. Entre las principales se encuentran:

  • Aislamiento de la granja a una distancia segura de posibles focos de portadores de enfermedades;Manual Pollo.indd
  • Cercado de la propiedad;
  • Lavado y desinfección de las instalaciones y los vehículos;
  • Restricción de visitas;
  • Vacío sanitario entre lotes;
  • Programa de vacunación;
  • Medidas de manejo sanitario;
  • Aislamiento y tratamiento de animales enfermos;
  • Uso de agua potable y tratada en la alimentación de los animales, así como en su higiene;
  • Estricto control de calidad de los ingredientes de la alimentación;
  • Tratamiento correcto de desechos y efluentes;
  • Destino correcto de los residuos de las instalaciones y de los animales que mueren.

Cuando se adoptan medidas preventivas de bioseguridad, se pueden prevenir o controlar brotes y epidemias -como en los casos de la gripe aviar (H5N1), la encefalitis espongiforme bovina, el virus del Ébola, el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo), la mal llamada «gripe porcina» (H1N1) y, ahora más que nunca, la COVID-19 (del nuevo coronavirus).Preguntas frecuentes sobre el coronavirus en función del avance ...

Recordemos que no hay evidencias que indiquen que el nuevo coronavirus se transmita de los animales de producción o los domésticos a los seres humanos.

Ante la preocupación con la transmisión del nuevo coronavirus, las actividades en las granjas —ya sean de engorde, lecheras o de postura— o incluso en las industrias de procesamiento de materia prima animal deben continuar manteniendo el mismo cuidado y satisfacer todas las necesidades de los animales. Se deben seguir todos los criterios de bioseguridad en la producción animal, así como el cumplimiento de los requisitos de la crianza con bienestar.

Del mismo modo que el sello Certificando el bienestar animal garantiza la calidad y la trazabilidad de los productos que se comercializan, la bioseguridad en la producción animal también evita la pérdida de productos a causa de animales contaminados y protege la salud de los empleados que trabajan en el local y la de los consumidores.

Los métodos de bioseguridad unen aspectos que van más allá del mercado de alimentos o de la agroindustria. Son importantes para prevenir los riesgos de contaminación de la población por el transporte de muestras de virus y bacterias entre laboratorios y también como medida preventiva contra los ataques bioterroristas.

La prevención de patógenos en los animales también se puede llevar a cabo a través de tres formas de profilaxis: sanitaria, médica y cuarentena. Es un conjunto de actividades complementarias cuyo objetivo es proteger a una población animal de la aparición o evolución de un fenómeno desfavorable para su salud.

  • Profilaxis sanitaria: se refiere a la limpieza e higiene de las instalaciones zootécnicas, la desinfección umbilical del recién nacido o la ingesta temprana de calostro.
  • Profilaxis médica: vacunación, desparasitación y baño garrapaticida.
  • Cuarentena: se aplica cuando animales de fuera de la propiedad se traen dentro del rebaño. La cuarentena es el aislamiento durante un período equivalente al doble del período máximo de incubación de la enfermedad para que se reduzcan al mínimo las transmisiones. El período ideal debe contarse desde la fecha del último contacto con un caso clínico o portador o desde la fecha en la que el animal sano salió del lugar donde estaba.

La importancia de las vacunas  Por qué debo de vacunar a mis aves? | Labmaver's Blog

Al igual que los humanos, los animales también necesitan vacunarse para inmunizarse contra a algunas enfermedades. Este es uno de principales procedimientos de gerencia sanitaria que llevan a la bioseguridad en la producción animal. La función de las vacunas es proteger a los animales contra las enfermedades que ocurren de forma natural en la región donde se encuentra el rebaño. Factores como la edad, el sexo, la especie, la región geográfica y el tipo de manejo determinan qué tipo de vacunas serán las que se utilizarán.

Las vacunas son capaces de estimular el sistema inmunológico del animal, induciendo un estado de resistencia parcial o total contra una determinada enfermedad o infección. Por eso, es muy importante que haya un programa de vacunación regular. En el caso de animales sin historial de vacunas, la vacunación inicial debe realizarse de inmediato, seguida de una revacunación cuatro semanas después. Vacunar es un acto inteligente, prudente y rentable.

  • Aves

Hay un programa de vacunación específico para aves para cada situación epidemiológica. Las principales enfermedades que se pueden prevenir son la enfermedad de Marek, la enfermedad de Gumboro, la viruela aviar, la bronquitis infecciosa, la enfermedad de Newcastle y la coccidiosis. Para aplicar la vacuna, el productor puede usar alguno de los siguientes métodos:

Vía oral: colocada en el agua o en el alimento de los animales durante su ingesta; La vacunación in ovo en las operaciones avícolas comerciales ...

  • Nebulización: método rápido que se usa, principalmente, en el control de enfermedades respiratorias. Debe realizarse con rociadores que se utilicen exclusivamente para esta finalidad y que estén debidamente calibrados;
  • Individual:
  • Vía ocular y nasal: sistema confiable, pero que requiere la manipulación de las aves, lo que puede generarles estrés. Sin embargo, se puede hacer a la vez que se realizan otras prácticas de manejo como el recorte del pico o el pesaje;
  • Membrana del ala: más utilizada contra enfermedades como el cólera y la viruela aviar. Consiste en la perforación de la membrana del ala, que se realiza usando el estilete específico que viene con el frasco de la vacuna;
  • Solución inyectable (subcutánea e intramuscular): aplicación en la piel del ave, lo que implica que todo el material que se utilice ha de desinfectarse previamente.

Fuente: certifiedhumanelatino.org