Argentina – “Día Nacional de la Avicultura”

2 julio, 2020

El Día de la Avicultura se estableció como el 2 de julio de cada año, en un acto refrendado por el Presidente Guido en el año 1963, a través del Decreto Nº 8108, que estableció la importancia de la avicultura en la economía argentina.  Se conmemora desde 1963 en homenaje a los colones suizo franceses, […]

El Día de la Avicultura se estableció como el 2 de julio de cada año, en un acto refrendado por el Presidente Guido en el año 1963, a través del Decreto Nº 8108, que estableció la importancia de la avicultura en la economía argentina. 

Se conmemora desde 1963 en homenaje a los colones suizo franceses, que arribaron en 1857 a la Villa San José y se establecieron, en la Provincia de Entre Ríos.

En ese entonces el general Justo José de Urquiza fundaba la Colonia y se establecía, el comienzo de la cría de aves de forma organizada, para el desarrollo de la economía familiar.

En sus principios, como decíamos, la avicultura fue parte de la economía familiar. Pero a comienzos del siglo XX, la avicultura comenzó a proveer ingresos adicionales a grupos familiares. A partir de 1925 se transformó en actividad semi-industrial, adquiriendo carácter intensivo en 1940.

Si nos situamos en 1945 ya había en Argentina una importante población de aves, con un concepto semi industrial, de explotación, con líneas de pedigree y algunas cruzas con doble propósito, la hembra para producción de huevos y los “gallitos” para consumo. Se los alimentaba con “mezclas” a base de granos y la explotación era a campo o semi libertad.

La comercialización estaba organizada a través de acopios y consignaciones representadas por personas u organizadas en cooperativas. El grueso de los productos acopiados convergían en el Mercado Concentrador de Aves y Huevos de la Capital Federal, donde tenían sus puestos los más importantes mayoristas.

En esta segunda etapa, iniciada a partir de mediados de la década del ’50, se creando y modernizando la cadena, obteniendo importantes beneficios productivos.

Por lo tanto, podemos situar a mediados de la década de 1950 el nacimiento de la avicultura industrial en Argentina y desde ese tiempo, que el sector tanto en pollos como en huevos, no ha parado de crecer, de equiparse y de mejorar continuamente el aseguramiento de la calidad e inocuidad de sus productos y es poco después de esa época, que se establece el día conmemorativo para la Avicultura Argentina.

Importancia de la carne de pollo

Hace cien años este producto era un artículo de lujo al alcance de muy pocos. Pero hoy en día las técnicas de crianza y comercialización de estas pequeñas aves han convertido su carne en uno de los ingredientes más utilizados en la cocina diaria.

La carne pollo y pavo son consideradas como unos de los tipos de comidas más sanas y convenientes en la actualidad, pues estas al ser carnes catalogadas como blancas, poseen un sin fin de cualidades altamente beneficiosas para nuestro organismo. Su carne es una de las que mayores beneficios presenta para nuestro organismo, ya que es rica en proteínas (con aminoácidos esenciales de fácil digestión), vitaminas (B1, B2, B3, B6, ácido fólico) y minerales (fósforo, hierro y potasio). Se caracteriza por el bajo aporte de grasa, por ello se considera una carne magra.

La carne de pollo está especialmente indicada para el tratamiento de enfermedades como la obesidad, la diabetes, afecciones cardiovasculares, etc. La característica que más colabora a su uso en estas dolencias es que se trata de un alimento hipocalórico y bajo en grasas. En este alimento predomina la «grasa buena», con efectos positivos en la salud cardiovascular.

El huevo es un alimento sano y muy completo

El huevo es un alimento muy completo que puede consumirse en todas las edades. Un huevo contiene concentrados en su yema, 215 mg de colina, una sustancia fundamental para el desarrollo del cerebro del feto y del recién nacido.

Durante la lactancia, el huevo aporta hierro y proteínas que ayudan al bebé (y luego al niño) a formarse libre de anemías y deficiencias en el rendimiento físico e intelectual, y contribuyen al buen desarrollo y funcionamiento de su sistema inmunológico.En su día, la avicultura piensa en un modelo de cara a los ...

Una yema es ideal para empezar a sustituir el hierro que el bebé ya no recibirá de la leche materna.

Los huevos proporcionan proteínas de alta calidad, varias vitaminas y minerales esenciales, necesarios para el desarrollo y crecimiento.

Para un adulto el consumo de un huevo diario puede ser completamente compatible con una dieta cardiosaludable. El aporte de vitamina D del huevo interviene directamente en la fijación del calcio, por lo que en los niños evita el raquitismo y en los ancianos la oesteoporosis.

La relación calorías-nutrientes del huevo lo convierte en una opción importante para aquellos que se preocupan por controlar su peso.

Estudios recientes ponen de manifiesto que la ingesta de un huevo al día no tiene ningún efecto sobre los niveles de colesterol en sangre.

El huevo es una de las creaciones más nutritivas de la naturaleza, es rico en proteínas, bajo en sodio y contiene vitaminas y minerales.

En este día, seguimos creyendo y aportando con nuestro espíritu, nuestro trabajo y nuestra fe por una avicultura mejor.

¡Feliz Día de la Avicultura!