Los cinco países latinoamericanos que aplican el IVA personalizado

3 febrero, 2021

Los cinco países latinoamericanos que aplican el IVA personalizado y su importancia estratégica para reducir la desigualdad. El siguiente análisis sobre la aplicación de un IVA personalizado sin que el Gobierno reduzca su caudal recaudatorio y en cambio contribuya al peso de la regresividad de este impuesto, es realizado por Alejandro Rasteletti. Especialista sénior de la […]

Los cinco países latinoamericanos que aplican el IVA personalizado y su importancia estratégica para reducir la desigualdad.

El siguiente análisis sobre la aplicación de un IVA personalizado sin que el Gobierno reduzca su caudal recaudatorio y en cambio contribuya al peso de la regresividad de este impuesto, es realizado por Alejandro Rasteletti. Especialista sénior de la División de Gestión Fiscal del BID en Colombia. Su trabajo realizado recientemente (2020) se centra en los temas macro-fiscales y política tributaria y su importancia estratégica para varios países de América Latina. Aqui documento completo.

RESUMEN DE LOS TEMAS FUNDAMENTALES

Regresividad del IVA

El impuesto al valor agregado (IVA) es uno de los impuestos más utilizados a nivel mundial, existiendo actualmente en más de 160 países. En América Latina y el Caribe el IVA es el impuesto más importante en materia de recaudación, generando en un país típico ingresos equivalentes a 6,1% del PIB y representando cerca de 30%, de sus ingresos fiscales totales.

Si bien el IVA es un impuesto general al consumo que presenta numerosas bondades técnicas y un alto potencial recaudatorio, el mismo suele ser criticado por ser un impuesto regresivo. Es decir, se lo critica por ser un impuesto que recae proporcionalmente más sobre el ingreso de los pobres. Esta regresividad ocurre porque los pobres, al tener una baja capacidad de ahorro, destinan prácticamente todos sus ingresos al consumo, lo que lleva a que el pago del IVA represente una mayor proporción de sus ingresos que en el caso de los hogares ricos, que tienen capacidad de ahorro.

Con el fin de contrarrestar la percibida regresividad del IVA, un gran número de países han introducido tasas reducidas o exenciones a diversos bienes y servicios de interés social, como por ejemplo alimentos y medicamentos.

Si bien estos tratamientos preferenciales reducen la carga sobre los hogares pobres, los mismos introducen diversos problemas, de los cuales resaltamos dos. Por un lado, tienen un elevado costo fiscal, ya que son otorgados a toda la población. Para un país típico de América Latina, el costo fiscal de las exenciones y tasas reducidas del IVA equivalen a un 1,6% del PIB.

El segundo problema se relaciona con la falta de focalización de estos tratamientos preferenciales, que lleva a que sean hogares ricos los que más se beneficien por los mismos. Por ejemplo, en el caso del Chile, Colombia y México, entre una tercera parte y tres cuartas partes de los beneficios por tasas reducidas y exenciones del IVA beneficia al 20% más rico de la población, mientras que el 20% más pobres recibe menos del 10% de este beneficio.

Que es y cómo se aplica el IVA Personalizado

Varios países han comenzado a introducir políticas alternativas para incrementar la progresividad del IVA. Estas políticas otorgan nuevos tratamientos preferenciales de reducción de tasas de IVA, aunque esta vez focalizados exclusivamente en una población objetivo. A estas políticas se las suele llamar políticas de IVA personalizado, IVA compensando o incluso IVA progresivo.

El IVA personalizado es un concepto genérico que hace referencia a políticas de reintegro del IVA pagado a ciertos grupos poblacionales. Este reintegro puede ser total o parcial y puede ser estructurado, como una devolución o como una compensación.

La diferencia entre una devolución y una compensación es que en el caso de las devoluciones el reintegro depende del IVA efectivamente pagado, mientras que en el caso de las compensaciones el reintegro es de un monto predeterminado, independiente del IVA efectivamente pagado. Esta diferencia es importante, ya que la devolución requiere de un esquema de monitoreo de las compras realizadas para el cálculo del reintegro, lo cual alienta la formalización de las transacciones, incentivo que no se genera en el caso de las compensaciones.

En América Latina, los países que han introducidos programas de personalización del IVA son Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador y Uruguay. Los programas de estos países difieren en población objetivo, tipo y monto del beneficio, entre otras características. También difieren en el rol que desempeña la administración tributaria en la gestión del programa.

 Los beneficios del IVA personalizado

De estructurarse adecuadamente, los beneficios de corto plazo de un programa de personalización del IVA son muchos, tanto para los beneficiarios como para los gobiernos. En el caso de los beneficiarios, el beneficio se deriva de un aumento en sus ingresos disponibles y su bienestar, pudiéndolos además sacar de la pobreza o pobreza extrema.

Para los gobiernos, un beneficio de corto plazo es la reducción de la evasión en las transacciones y el aumento en la recaudación, si se condiciona el beneficio a ciertos comportamientos deseables que alienten menores niveles de evasión, como el uso de medios electrónicos de pago o la emisión de facturas. Por tal motivo, y dado los altos niveles de evasión en América Latina, es importante que los programas de IVA personalizado se estructuren como devoluciones y no como compensaciones.

A pesar de estos importantes beneficios, hay que reconocer que los programas introducidos en la región solo pueden mejorar la progresividad del IVA marginalmente, ya que los mismos solo introdujeron nuevos tratamientos preferenciales, sin modificar los tratamientos preferenciales preexistentes, los cuales son altamente regresivos. Para que el IVA en América Latina se vuelva realmente progresivo, se requiere pasar de la estrategia actual que otorga tratamientos preferenciales a bienes y servicios (alimentos, medicamentos, etc.), a una nueva estrategia que trate preferencialmente a personas.

Fuente: economistvision.com
AEV/BID/
Muchas gracias Dr. Alejandro Arauz