Reportan dos casos humanos de infección por el virus A(H5N6) de la influenza aviar

14 febrero, 2021

El 24 de enero de 2021, se notificaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) dos nuevos casos de infección humana por el virus de la influenza aviar A(H5N6) en la Región del Pacífico Occidental. El primer caso es una niña de tres años de la provincia de Guizhou, China, que fue hospitalizada con una […]

El 24 de enero de 2021, se notificaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) dos nuevos casos de infección humana por el virus de la influenza aviar A(H5N6) en la Región del Pacífico Occidental.

Resultado de imagen para oms pacifico occidental

El primer caso es una niña de tres años de la provincia de Guizhou, China, que fue hospitalizada con una enfermedad grave y murió el 22 de diciembre de 2020. El segundo caso es una niña de un año de la provincia de Anhui, China, que desarrolló enfermedad leve en diciembre de 2020. Ambos fueron casos aislados y estuvieron expuestos a aves de
corral en los mercados antes del inicio de la enfermedad.

Hasta la fecha, China ha notificado a la OMS desde 2014 un total de 29 casos confirmados por laboratorio de infección humana por el virus de la influenza A(H5N6), incluidas nueve muertes.

Siempre que los virus de la influenza aviar circulen entre las aves de corral, existe el riesgo de infección esporádica y pequeños clústeres de casos humanos debido a la exposición a aves de corral infectadas o ambientes contaminados. Por lo tanto, es posible que se presenten más casos humanos aislados.

Debido a la continua incidencia de la influenza aviar debido a los virus de influenza A(H5) existentes y nuevos en las aves de corral, es necesario permanecer alerta en los sectores de salud pública y animal.

La concienciación de la comunidad sobre los peligros potenciales para la salud humana es esencial para prevenir la infección en los seres humanos. Debe continuarse la vigilancia para detectar oportunamente casos humanos y cambios en la transmisibilidad e infectividad de los virus.

Fuente: El Mundo / OMS