Argentina – Discurso por el Día Nacional de la Avicultura 2021

8 julio, 2021

Una vez más, muchas gracias por la presencia de Ustedes en esta celebración que nos honra y nos estimula. Como todos los años, estamos aquí para repasar lo acontecido en el último año, el presente y lo proyectado, tanto en producción, como en consumo y comercialización. La suma del consumo de carne de pollo y […]

Una vez más, muchas gracias por la presencia de Ustedes en esta celebración que nos honra y nos estimula.

Como todos los años, estamos aquí para repasar lo acontecido en el último año, el presente y lo proyectado, tanto en producción, como en consumo y comercialización.

La suma del consumo de carne de pollo y de huevos ha convertido a la producción avícola en la proteína animal más consumida en nuestro país con 68kg por habitante /año, compuesto por 48,5kg de pollo y 19,5kg de huevos (306 unidades)

Llegan nuestros productos a todo el país y todos los niveles sociales por su calidad, su confiabilidad, poder nutritivo y la accesibilidad de su precio.

Estamos consolidados como sectores y protagonistas indiscutidos en la mesa de los argentinos, el desafío de hoy es sostener el crecimiento y mantener la actualización tecnológica para seguir mejorando la calidad y los resultados.

  • Los costos y el precio de nuestros productos son determinantes para venderle al mundo. Buenos costos, alta eficiencia y precios competitivos han hecho de la industria avícola a nivel mundial en 60 años, la mayor oferente de proteína animal.
  • Es imprescindible mantenerse al día con los avances tecnológicos, tanto productivos (Genética – Sanidad – Alimento balanceado, Manejo y Capacitación); como en equipamiento tecnológico (Granjas, Incubación, fabricación de Alimentos, Almacenajes, Procesamientos de Aves, Frio, Procesamiento y Recuperación de deshechos, Tratamiento de efluentes y la incorporación de tecnología para el desarrollo en granjas y frigoríficos de generación de energías renovables)
  • En Argentina hemos crecido en la incorporación de tecnología de punta, pero nos estamos atrasando.
  • Las Inversiones son imprescindibles y permanentes, demandando líneas de financiación acorde con las mismas y agiles en su concreción.
  • La búsqueda de la eficiencia, la incorporación de la tecnología, la inversión y la investigación son los ejes del presente y el futuro.
  • En este terreno se disputa gran parte de la competitividad.
  • La eficiencia máxima de toda la cadena de valor es más importante que nunca. Y la cadena de valor incluye a la parte pública.

Producimos para exportar, manteniendo activos mas de 75 mercados.

  • La avicultura es la producción que demanda menor espacio, tiene la mejor conversión alimenticia, el menor consumo de agua, la más rápida capacidad de multiplicación y ninguna limitante de consumo.
  • El camino de la exportación es un camino sin retorno, consolidarlo nos ha demandado un permanente esfuerzo de más de 20 años, sumado a tener las condiciones públicas, políticas y económicas adecuadas. Es la dirección a cuidar para consolidar un crecimiento constante, que haga previsible al sector, y garantice una permanente y abundante oferta al mercado interno.

En esta línea es necesario fomentar las exportaciones de huevo procesado y subproductos ya sea en forma liquida o en polvo, para poder lograr generar valor agregado.

  • Solicitamos también considerar flexibilizar los plazos de liquidación de divisas, lo que nos generaría un mejor flujo financiero.
  • En este objetivo y pese a la difícil situación exportadora seguimos trabajando con el Senasa, la secretaria de mercados, la agencia de inversiones, la cancillería y distintas embajadas, en gestiones enfocadas a la apertura de mercado y la actualización de destinos ya certificados.

MERCADOS

Argentina es el 9no país productor y el 9no país exportador de carne aviar

Y es el 5to consumidor mundial de huevos. Tenemos producción en 18 provincias de las 24 que tiene nuestro territorio, que en 2020 produjeron 14.060 millones de unidades.

El mercado interno de carnes está completamente abastecido entre los 48,5kg de pollo, los 50kg de carne bovina y los 18kg de carne de cerdo, estamos en 117kg de proteína animal por habitante que, si le sumamos los 19,5kg de huevo, la oferta es de 137kg.

A este total consumido debemos agregarle 26kg de todas las carnes que se producen y van a la exportación.

Los aumentos de consumo de cada carne se compensarán con los que resignen las otras carnes en un contexto de suma cero.

Esta es la base por la cual el desarrollo de nuestro sector y todas las carnes se apoyará en la exportación o nos mantendremos en crisis recurrentes.

Nos permitimos un pedido especial, en estos tiempos, seria muy beneficioso que se incluya el huevo en cualquiera de sus formas en los planes alimentarios y en los comedores escolares. La experiencia de países como Ecuador, Cuba, India, entre otros, sustentan nuestro pedido.

El mundo no solo cambia, el mundo ya es distinto y los desafíos crecen.

Los eventos de OGM han cambiado la disponibilidad de cereales y oleaginosas, países como Ucrania, Turquía, Rusia han logrado su autoabastecimiento y exportan.

Quien compra quiere vender, y nosotros debemos crecer en la exportación de Maíz, Soja, trabajo y valor agregado no solo con la venta del producto primario, sino a través de convertir nuestras producciones primarias en carnes, huevos y alimentos elaborados.

La inflación es la madre de la batalla, pero si queremos controlarla anclando el tipo de cambio, pagaremos un alto precio a través de las exportaciones.

El mundo es redondo y entre otras cosas lo forman el mundo de la producción, del trabajo y el financiero solo de un equilibrio correcto surge el progreso y el bienestar.

Las exportaciones de sector no se limitan solamente a huevos comerciales, ovoproductos y pollos en todas sus formas.

Están ganando un importante lugar las harinas proteicas de subproductos de la carne, de plumas y sangre.

Movilizamos a mas de 20 sectores industriales que participan activamente para completar la producción de 1kg de pollo o una docena de huevos.

Somos una verdadera cadena productiva que nos llena de orgullo.

Entre las dos producciones transformamos más de 5 millones de toneladas de maíz y 2 millones de toneladas de soja, damos trabajo a 100.000 personas, en un proyecto de 10 años podemos duplicar el consumo de maíz y soja y aumentar la creación de puestos de trabajo en un 30% junto a toda la cadena de producción.

Sin duda que todo esto por lo que nos sentimos orgullosos, no hubiera sido posible sin la colaboración de todos los eslabones de nuestra cadena de producción y fundamentalmente por todo el personal que acompañó asumiendo riesgos siempre y en todo momento.

¡¡¡A todos muchas gracias!!!

Pero es imprescindible mirar y proyectarnos hacia adelante.

Habrá una Post pandemia, será rápido y hay que estar preparados para empezar.

¡¡¡Que el árbol no nos tape el bosque!!!

Ambos sectores Pollos y Huevos, tenemos proyectos y como mencioné antes, debemos impulsarlos.

La mayor inversión para los próximos años en la producción de pollos, debemos realizarla en la reconversión a túneles de las granjas existentes y la construcción de nuevos galpones de última generación.

Esto mejora sensiblemente los resultados productivos, que se transforman en menor costo, mejores valores para el mercado interno y mayor competitividad en el mercado internacional.

Para esto necesitamos la gestión de ustedes Señores Ministros para contar con las líneas de crédito imprescindibles, con plazos y tazas acordes a la inversión.

Inversiones como las citadas, tienen que ir haciéndose gradualmente en toda la integración granjas de abuelas, reproductoras, acopios y fábricas de alimentos, frigoríficos.

Así fuimos construyendo esta industria a lo largo de 60años.

Hoy producimos 2.400.000 TON de carne de pollo y 885.000 TON de huevos para consumo.

En 2020 exportamos 250.000 TON de pollo y podíamos haber exportado 300.000.

En esta etapa la exportación es imprescindible para el crecimiento de todas las carnes.

Somos uno de los cuatro países de mayor consumo de proteína animal por h/año y también de los países que transformamos nuestras principales materias primas primarias en carnes, manteniendo la exportación de las mismas.

La avicultura, pollos y huevos, no es solo una producción. Debe ser un Proyecto Nacional.

Profundicemos juntos políticas productivas que sigan garantizando la disponibilidad de productos en la mesa de los argentinos, avanzar en el comercio internacional, transformando mas materias primas primarias, que principalmente, es crear trabajo y valor agregado en nuestro país.