Argentina – El Día Nacional de la Avicultura anunciaron líneas de crédito por 2 mil millones de pesos

21 julio, 2021

Con motivo del “Día Nacional de la Avicultura”, el pasado 2 de julio, el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) y la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), organizaron la jornada “Avicultura Post Pandemia”. El presidente de CEPA, Roberto Domenech, dio las palabras de bienvenida indicando que actualmente “la suma del consumo de carne de pollo y de huevos ha convertido a […]

Con motivo del “Día Nacional de la Avicultura”, el pasado 2 de julio, el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) y la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), organizaron la jornada “Avicultura Post Pandemia”.

El presidente de CEPA, Roberto Domenech, dio las palabras de bienvenida indicando que actualmente “la suma del consumo de carne de pollo y de huevos ha convertido a la producción avícola en la proteína animal más consumida en nuestro país con 58 kg/hab/año: 48.5 kg de pollo y 19.5 kg. de huevos (306 huevos por año por habitante)”. Esto hace que hoy “el desafío de sea sostener el crecimiento y mantener la actualización tecnológica para seguir mejorando tanto la calidad como los resultados”.

Argentina es el noveno país productor y exportador de carne aviar y es el quinto productor de huevos. Domenech compartió que “se producen 2 millones 400 mil toneladas de carne de pollo y 885 mil toneladas de huevos para consumo, y en 2020 se produjeron 14 mil millones de unidades de huevos” y aseguró que “el mercado interno de carnes está completamente abastecido entre carne de pollo, bovina y de cerdo. El crecimiento en el consumo está dado a través de la exportación, ya que en el mercado interno se da solo una transferencia de consumo entre las tres principales carnes. Debido a que ya no podemos pretender más consumo en el mercado interno, el desarrollo de nuestro sector y el de todas las carnes se apoyará inevitablemente en la exportación, de no ser así nos mantendremos en una crisis recurrente producto de una sobre oferta”.

Puntualizó que el sector está “abocado en la recuperación de desechos, tratamiento de efluentes, y la incorporación de tecnología para el desarrollo en granjas y frigoríficos de generación de energías renovables. Si bien vamos avanzando, lo estamos haciendo muy lentamente, y en este caso las inversiones son imprescindibles. La búsqueda de eficiencia, la incorporación de tecnología, la inversión y la investigación son los ejes del presente y el futuro. Y en este terreno se disputa gran parte de la competitividad acá y para el mundo”. En este sentido, dijo que en las exportaciones están ganando un importante espacio las harinas proteicas de subproductos de carne, de transformación de las plumas y de las sangres.

Al hablar sobre la inversión, se refirió a la necesidad para la producción de pollos en los próximos años de realizar la reconversión a túneles de las granjas existentes y la construcción de galpones de última generación. “Se nos está acabando el espacio, esto mejora los resultados productivos que se transforman en menores costos, mejores valores para el mercado interno y mayor competitividad en los mercados internacionales. Para esto, necesitamos la gestión de ustedes señores ministros, para contar con las líneas de créditos imprescindibles con plazos y tazas acordes a la inversión”, dijo refiriéndose a los ministros Basterra y Kulfas que le siguieron a su presentación. Como mensaje a los funcionarios, también comentó que si bien reconocen “que la inflación es la madre de todas las batallas, si queremos frenarla anclando el tipo de cambio, corremos el riesgo de pagar un alto precio en las exportaciones”. Y enfatizó que “en términos generales nuestro sector por impuestos no exportables y tazas tiene casi un 8.5% de costo y los reintegros que no tienen relación con esa cifra, por lo que si ese porcentaje se pudiera mejorar, ganaríamos competitividad mejorando los precios”.

Por último, dejó expresado un mensaje final: “la avicultura, pollos y huevos, no es no es solo una producción. Debemos convertirla en un proyecto nacional de mediano y largo plazo en el cual trabajemos juntos pudiendo ver dónde vamos a estar en cinco y en diez años. Les pedimos que profundicemos juntos políticas productivas que sigan garantizando la disponibilidad del producto en la mesa de los argentinos, que podamos avanzar en el comercio internacional transformando más materias primas que permiten, además, crear trabajo y valor agregado en nuestro país”.

A continuación, el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación -Ing. Agr. Luis Basterra –, destacó el rol del SENASA en la preservación del estatus sanitario de la industria avícola que “hace que Argentina sea libre de influenza aviar y de enfermedad de Newcastle, permitiendo imaginar estrategias de comercio exterior que se van llevando adelante y se van a profundizar porque el país necesita del ingreso de esas divisas”. Celebró el compromiso de diálogo que ha tenido el sector al reconocer que fue “lo que ha permitido resolver situaciones muy complejas, desde el abordaje de la pandemia sosteniendo la producción hasta la lucha contra la inflación”. Y felicitó por el compromiso que han tenido durante todo este tiempo e hizo saber que “el gobierno está comprometido en el desarrollo de esta actividad que tiene una larga trayectoria pero por sobre todo un enorme futuro”.

El Lic. Matías Kulfas, Ministro de Desarrollo Productivo, también estuvo presente. Transmitió el saludo del presidente de la Nación, Alberto Fernández, por el día de la Avicultura y afirmó que hoy “estamos hablando de una producción de carne aviar que en 2020 creció un 29% respecto a 10 años atrás”. Aseguró que “tenemos un escenario lleno de desafíos que es profundizar el crecimiento tan importante que ha tenido el sector y ampliar mercados, y fortalecer nuevos instrumentos de financiamiento de la inversión que permitan modernizar la cadena productiva”.

Ante los presidentes de CEPA y CAPIA y de los empresarios del sector, anunció que “estamos en las últimas etapas para poner en marcha una línea de financiamiento específica para el desarrollo de la inversión en la cadena avícola. Se dispondrá de 2 mil millones de pesos como un primer cupo para trabajar con 25 entidades financieras a tasas entre el 22 y 24% anual. Lo estamos terminando de trabajar también con el sector metalmecánico para cerrar el circuito desarrollando bienes de capital”. De esta manera, confirmó el objetivo de fortalecer la inversión y la producción.

La Jornada también contó con una Mesa de Debate sobre los Mercados de la Carne de Pollo y Huevo en la que participaron: Joaquín De Grazia, presidente de Grupo Granja Tres Arroyos; Santiago Perea, presidente de Ovoprot; Ariel Yale, Responsable de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial del Ministerio de Producción; Francisco Santángelo, presidente del Grupo Soychú; Augusto Motta, presidente de CAliSA; y Edgardo Gioia, vicepresidente de Ovobrand.

Luego, el consultor Sergio Berensztein habló sobre el mercado doméstico, los mercados internacionales, las inversiones, y la coyuntura político-institucional de la República Argentina.

También estuvo presente el Lic. Jorge Neme, Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, quien explicó sobre la situación de las negociaciones Internacionales de la República Argentina. “El comercio internacional ha sido seriamente afectado durante la pandemia, al igual que la economía mundial, y hoy está en proceso de recuperación liderado por la región de Asia y seguido por Europa” dijo y agregó: “esperamos una recuperación del producto bruto mundial del 5.5% para este año y que esa tendencia siga creciendo en 2022”. Sobre Argentina puntualizó que “está recuperando rápidamente sus capacidades productivas, incluso superando los niveles pre pandemia, estaremos bordeando los 70 mil millones de dólares de exportaciones con un crecimiento del 30% sobre el nivel del año pasado”. Mencionó a Estados Unidos, Europa, Rusia y China como los mercados más importantes, pero también “debemos mirar a los nuevos mercados emergentes como África, países árabes, Sudeste Asiático, los países de la costa del Pacífico en Sudamérica, los de América Central y del Caribe”, afirmó y concluyó que “estamos ante un nuevo desafío que abre un escenario de post pandemia en los próximos meses, y va a incrementar el comercio internacional y va a abrir oportunidades a nuestra producción”.

Para finalizar, las palabras de cierre estuvieron a cargo del Presidente de CAPIA, quien destacando que la avicultura arraiga y da trabajo en los pueblos, resaltó que el sector tiene “mucho más para dar, anhelo una Argentina que en los próximos diez años exporte la mitad de lo que exporte del maíz y la soja y exporte diez veces más de ese maíz y esa soja procesada, principalmente en pollo y en huevo”.

Fuente: redalimentaria.com