Uso de ANTIBIÓTICOS en SANIDAD AVÍCOLA y PORCINA

21 agosto, 2021

Su administración, actualmente, está siendo cuestionada por varios países y revisada por organizaciones como la OMS, FAO y OIE, en este sentido es importante poder distinguir los beneficios de un uso racional y responsable. Basándonos en aquello de la GRANJA A LA MESA, como integrantes del sector productivo, somos parte de una cadena donde todos […]

Su administración, actualmente, está siendo cuestionada por varios países y revisada por organizaciones como la OMS, FAO y OIE, en este sentido es importante poder distinguir los beneficios de un uso racional y responsable.

Basándonos en aquello de la GRANJA A LA MESA, como integrantes del sector productivo, somos parte de una cadena donde todos los eslabones son fundamentales. Por lo cual nos enfrentamos al desafío de un Trabajo Multidisciplinario para lograrlo, respetando el Bienestar Animal, alimentos de calidad e inocuos. En este sentido, se presenta un debate a nivel mundial sobre el uso de antibióticos en producción animal, basado en la resistencia de los aislamientos de bacteria resistentes en medicina humana, por la cual pretendemos revisar el tema con el fin de tratar de aclarar posiciones.

Los antimicrobianos, conocidos como antibióticos, son sustancias que se obtienen naturalmente a partir de microorganismos o por síntesis. Mediante modificaciones de la estructura química de un agente obtenido naturalmente, también es posible producir agentes semisintéticos.

El primer antibiótico natural fue la penicilina, dando origen a un gran grupo de drogas de gran actividad y uso extendido y el inicio de una nueva etapa, en la historia de la humanidad.

La resistencia de las bacterias a los antibióticos no es un tema nuevo ya que se lo conoce desde la aparición del primer antimicrobiano, aunque está generando una preocupación internacional cada vez más importante. En este sentido, tanto la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) y la OMS (Organización Mundial de la Salud), han tomado su responsabilidad en el tema y han producido documentos aportando recomendaciones para la utilización adecuada de este tipo de fármacos.

El “Uso racional y responsable de antibióticos” requiere fundamentalmente de: 

  • Uso profiláctico de antimicrobianos cuando son necesarios, respaldado por diagnósticos correctos.
  • Capacitación y entrenamiento, incluyendo a las personas que lo administraran.
  • Administrar dosis correcta, incluyendo los intervalos posológicos y duración del tratamiento.
  • Administrar productos de calidad, controlado, elaborado bajo Normas de GMP y avalado por investigación.
  • Almacenamiento de los productos de acuerdo a instrucciones de proveedor.

Partiendo de que, en nuestro campo de acción, nos enfrentamos a diagnóstico, pronóstico y tratamiento de poblaciones de animales y, frente a la presentación de un cuadro patológico en granjas, debiéramos tener en principio una completa Anamnesis del lote en cuestión en el cual se determine, entre otras cosas, el grado de inmunocompetencia del lote afectado, incluyendo descripción de hallazgos de necropsia y el o los diagnóstico/s presuntivo/s del Médico Veterinario de campo.

Es importante contar con el apoyo de Laboratorios de Patología para la ejecución de análisis complementarios como: 

  • Diagnóstico de los agentes etiológicos involucrados
  • Aislamiento de bacterias
  • Clasificación de las mismas
  • Pruebas de sensibilidad a antibióticos

Con los resultados en la mano: 

  • Determinar si el o los agente/s aislado/s son PRIMARIO o SECUNDARIO
  • Seleccionar el antibiótico a utilizar: espectro de acción; farmacocinética y farmacodinamia; tiempo dependiente o concentración dependiente; mecanismos de acción.
  • Vías de administración.
  •  Proveedor/es: es esencial en ellos las Buenas Prácticas de Manufactura (GMP) en la elaboración de medicamentos, en las que está incluido el desarrollo, la investigación y control de los mismos.
  • La curación se obtendrá por muerte bacteriana de una gran parte de la población. La eliminación de los microorganismos sobrevivientes se obtiene por activa participación del organismo, por lo cual es fundamental saber el estado de inmunocompetencia de los animales. Lotes inmunodeprimidos necesitan especial cuidado, dado que los quimioterápicos tendrán que actuar sin la ayuda de las defensas del organismo.
  •  Tiempo de retiro o carencia correspondiente a cada formulación a fin de evitar la presencia de residuos indeseables. 
Moquillo en aves (Coriza infecciosa aviar) como se transmite, como se cura

Volviendo al concepto desde la GRANJA A LA MESA, en producción debemos velar, entre otras cosas, por la ausencia de residuos de xenobióticos. Para ello, debemos respetar el tiempo de retiro o de carencia, en el cual los animales no consuman antibióticos y así evitar estos o sus metabolitos en los productos comestibles. En este sentido, comparto algunos de los estudios de investigación bibliográfica realizados en Argentina, a través de la articulación Pública – Privada en la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. En dicha Universidad, puntualmente en la Facultad de Ciencias Veterinarias, se realizaron estudios de biodisponibilidad y residuos a través de la metodología HPLC masa masa en distintas matrices biológicas:

Pese a que en aves después de menos de 3 días no hay residuos en riñón, desde BEDSON S.A. seguimos manteniendo el periodo de carencia en 7 días, dando así mayor seguridad en la inocuidad del producto alimenticio.

Período de retiro Fosbac en cerdos
En músculo, hígado, riñón y grasa después de la administración Vía Intramuscular y Vía Oral

Si consideramos los cerdos, la matriz biológica con más larga persistencia del antibiótico es el riñón donde, después de 3 días tampoco hay más residuos, pese a lo cual se sigue manteniendo el período de carencia de 7 días, para mayor seguridad en la inocuidad del producto alimenticio.

Los antibióticos son una valiosa herramienta frente a la presentación de determinadas patologías, de nosotros depende su “Uso racional y responsable de antibióticos”.

BIBLIOGRAFIA: 

  • • DETERMINATION OF ANTIBIOTIC FOSFOMYCIN IN CHICKEN SERUM BY LIQUID CHROMATOGRAPHY-TANDEM MASS SPECTROMETRY (JOURNAL OF LIQUID CHROMATOGRAPHY & RELATED TEC
  • • HNOLOGIES, 34:116–128, 2011COPYRIGHT # TAYLOR & FRANCIS GROUP, LLC ISSN: 1082-6076 PRINT/1520-572X ONLINE DOI: 10.1080/10826076.2010.526873)
  • • DETERMINATION AND WITHDRAWAL TIME OF FOSFOMYCIN IN CHICKEN MUSCLE, LIVER AND KIDNEY (INTERNATIONAL JOURNAL OF POULTRY SCIENCE 10 (8): 644-655, 2011ISSN 1682-8356 © ASIAN NETWORK FOR SCIENTIFIC INFORMATION, 2011)DISODIUM-FOSFOMYCIN PHARMACOKINETICS AND BIOAVAILABILITY IN POST WEANING PIGLETS (RESEARCH IN VETERINARY SCIENCE RESEARCH IN VETERINARY SCIENCE 90 (2011) 498–502)
  • • ESTUDIO DEL COMPORTAMIENTO PLASMÁTICO Y BIODISPONIBILIDAD DE FOSFOMICINA DISÓDICA EN LECHONES DE DESTETE (SITIO ARGENTINO DE PRODUCCIÓN ANIMAL)
  • • ESTUDIO DE LA DISTRIBUCIÓN DEL ANTIBIÓTICO FOSFOMICINA EN CALOSTRO-LECHE DE CERDAS (ANALECTA VET 2012: 32 (1): 5-10)
  • • FOSFOMYCIN CONCENTRATIONS IN EPITHELIAL LINING FLUID IN WEANING PIGLETS (J. VET. PHARMACOL. THERAP. 35, 406–409. DOI: 10.1111/J.1365-2885.2011.01344.X.)

Fuente: redalimentaria.com

Autor: Roberto Harkes,
Director Técnico de Bedson


.