Clasificación y prevención de la diarrea en aves

6 noviembre, 2021

Diarreas en aves La diarrea en aves es una presentación clínica común que puede ser originada por múltiples factores que causen un desequilibrio en el microbioma intestinal y/ o en la integridad tisular del órgano. Pudiéramos hacer un libro al hablar de las múltiples etiologías y causas que originan esta manifestación clínica, pero en este […]

Diarreas en aves

La diarrea en aves es una presentación clínica común que puede ser originada por múltiples factores que causen un desequilibrio en el microbioma intestinal y/ o en la integridad tisular del órgano. Pudiéramos hacer un libro al hablar de las múltiples etiologías y causas que originan esta manifestación clínica, pero en este artículo haremos una breve descripción de las principales características y posibles etiologías que pueden orientar al clínico en el diagnóstico de un problema de salud intestinal en las aves.

Primeramente, es importante comentar, que la evaluación cuidadosa de las heces hace parte indispensable en el diagnóstico de la salud intestinal y previo al examen de necropsia que se efectúe. Recordemos que las excertas están conformadas por tres componentes y su proporción o alteración son de valor diagnóstico presuntivo al momento de la valoración. Los tres componentes de las excretas son: heces intestinales, uratos, y orina.

Las excretas de pollos y gallinas pueden tener variabilidad en su color y tonalidad, así como en la textura, pudiendo ir desde el color marrón, con tonalidades verdes o verdes propiamente, ser de color amarillo a parduzco o marrones, rojizas, color granate, e incluso negras. En tal sentido se debe desarrollar una agudeza visual y perfilar las características de las excretas y sus tonalidades con asociaciones a diferentes etiologías que nos ayuden a obtener un mejor diagnóstico.

El color de las excretas de las aves puede verse afectada por la dieta, la etapa de desarrollo del ave, la estación del año, temperatura de crianza y/o temperatura ambiental, y por supuesto de la integridad del intestino y calidad de la microbiota intestinal.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que cuando inspeccionamos la cama de los galpones en busca de excretas para evaluar, que las heces cecales son de color más oscuro, pudiendo ser negras, granates o marrones pastosas, por lo que no hay que alarmarse por la diferencia en las tonalidades, pero si estar atentos de la presencia de sangre.

Así mismo, una adecuada consistencia y coloración de las heces no solo está asociada a una correcta función y salud intestinal sino también se asocia a una eficiente función hepática, pancreática y una adecuada función mecánica de la cloaca. Una alteración en cualquiera de estas estructuras anatómicas puede afectar al ave en su capacidad para generar una correcta deposición de las excretas pudiéndose observar no solo un cambio en el color sino también en su consistencia. Si la deyección no es normal, siempre habrá de analizar qué componente es anormal en su forma, color y/o volumen. 

Un daño renal generado por cualquier agente nefrotóxico, tal como exceso de cloro en el agua de bebida, intoxicaciones por medicamentos, micotoxinas o algunas enfermedades virales pueden afectar el funcionamiento renal que puede traducirse en poliuria o la producción excesiva de orina, que muchas veces suele confundirse con cuadros de diarrea o problemas de tránsito rápido.

¿Cómo clasificamos las diarreas en aves?

La diarrea en aves tiene muchos orígenes y determinar su agente etiológico es una habilidad que el clínico avícola debe desarrollar.  La diarrea suele tener una gran variedad de apariencias según su etiología, pero podemos empezar por discriminarlas en dos grupos: las diarreas de origen no infeccioso y las diarreas de origen infeccioso.

Diarreas de origen no infeccioso

En esta clasificación tenemos una variedad de causas que pueden originar las diarreas, entre las que podemos citar:
• Causas Nutricionales (Calidad de materias primas, cambios en la dieta, dietas no adecuadas nutricionalmente)

• Enfermedades metabólicas (Hepatopatías, Problemas en páncreas, problemas renales, peritonitis).

• Disfunción mecánica (cuerpos extraños, intususcepciones, vólvulos, torciones, estenosis, etc).
• Tóxicos (toxicidad por medicamentos, químicos en el agua de bebida, Micotoxinas).
• Inflamatoria (Estrés oxidativo intestinal e inflamación crónica intestinal).
• Por estrés (estrés calórico, estrés sistémico)
• Disbiosis (por uso inadecuado o excesivo de antibióticos )

Diarreas de origen Infeccioso

Diversos agentes etiológicos como Bacterias, virus, protozoarios y hongos son precursores de procesos diarreicos y es aquí en la descripción de cada uno de ellos en donde se tornaría bastante extenso este artículo y por ello dejaremos el detalle de cada una de ellas para próximas publicaciones. Sin embargo, podemos mencionar que las diarreas en aves caracterizadas por agentes infecciosos suelen presentar características diferenciales en cuanto al color que citaremos a continuación y que puede servir de referencia al lector ante un diagnóstico diferencial.

Diarreas de color Verde:

Diarreas verdosas o de color verde pueden tener origen infeccioso o no, y generalmente se asocian a Problemas hepáticos, a parásitos intestinales ( gusanos intestinales), enfermedad de Marek, gripe aviar, salmonella o que el ave no ha comido nada en lo absoluto

Diarreas de color Marrón

Las diarreas marrones son a las que hay que prestarle mayor atención al observarlas por la sutil tonalidad que pueden adquirir por los diferentes agentes etiológicos que pueden producirla y que puede prestarse a confusión con la presencia o no de sangre o mucosidad. Aquí, las tonalidades de marrón oscuro a tonalidades rojizas son de especial interés en evaluar por la potencialidad de riesgo que puede generar el agente causal. Así mismo, heces cecales espumosas marrón parduzcas a marrón oscuras o tonalidades granate son de extremo interés.

Posibles causas de diarreas marrones en aves: Parásitos intestinales, Colibacilosis, bronquitis infecciosa, disbiosis cecales y Coccidiosis

Diarreas Amarillas o parduzcas

Este color de diarreas en aves llama la atención del observador cuando son encontradas en las camas, y su origen puede ser debido a problemas hepáticos, Coccidiosis, Anorexia o ayuno prolongado en las aves, gusanos intestinales y Nefropatías.

Diarreas Rojas o con sangre

El color rojo en heces y sobre todo en diarreas es la condición que más alarma genera en el observador, son claramente una señal de alarma cuando son observadas en la cama, ya que es sinónimo de una Hemorragia interna en alguna porción del tubo digestivo y que puede llegar a ser muy grave para la vida del animal.

Múltiples agentes causales pueden generar este tipo de diarreas con sangre, dentro de las que podemos citar por orden de importancia o frecuencia la Coccidiosis severa, Enteritis necrótica (Clostridium perfringens), disbiosis grave con enteritis, parásitos intestinales (gusanos), Enteritis ulcerativa y enfermedad renal.

Es importante hacer mención, que las aves y especialmente el pollo de engorde, entre los 21 y 28 días de edad suele presentar un proceso de re-epitelización del intestino con desprendimiento de mucosa y qué de acuerdo con el tipo de dieta y nivel de energía de esta, este desprendimiento puede ser o no mas marcado y evidente. Esta mucosa desprendida puede ser de color rojizo a color naranja, de aspecto brillante y frecuentemente suele ser confundida con sangre. Durante este período de 3ra para 4ta semana de edad de las aves es donde mayormente se efectúa el cambio de alimento de la fase de iniciación o crecimiento a la fase de engorde, y este cambio de dieta suele producir heces más liquidas o un tránsito rápido de manera momentánea mientras el intestino del ave se adapta a la nueva dieta con niveles más altos de energía; en este momento el observador puede alarmarse pensando que las aves presentan diarreas con sangre o que tienen problemas de coccidiosis.

Diarreas de color blanco

Esta característica de heces o excretas de color blanco manifiesta que la composición de estas es solamente orina. Esa condición indica que las aves no están comiendo nada en absoluto y si se ven teñidas de color verde o amarillo son por los pigmentos biliares y pudiera ser un indicativo de daño hepático.

Por otro lado, existe una enfermedad denominada Diarrea Blanca Basilar o Pullorosis, producida por S. pullorum que tiene como característica patognomónica una diarrea blanca, pero que en el diagnóstico diferencial se observa en la necrópsia focos blancos necróticos en el hígado, bazo, pulmones, corazón, páncreas, molleja y algunas veces en el ciego.

Diarreas o heces de color negro

Este tipo de diarreas tal vez sean las menos frecuentes de observar, pero estas pudieran indicar hemorragias en porciones superiores del tracto digestivo.  Las causas de hemorragias en estas porciones superiores del TGI pueden ser debidas a candidiasis severa, micotoxicosis, la presencia de lombrices o Tenias o incluso infecciones bacterianas severas por Clostridium perfringen que originen EN superiores.

Las diarreas son una manifestación de un desorden o alteración en el complejo sistema gastro intestinal y su valoración y análisis forma parte del protocolo de evaluación de la salud e integridad intestinal.

La medicina veterinaria moderna tiene un constante desafío al prevenir las causas que originan las diarreas en las aves de forma natural y evitando el uso de productos químicos y sintéticos.

Como método de prevención, es importante que el productor realice pruebas de rutina en el aviario, para analizar si las aves están sanas. Además, el avicultor debe esforzarse por la higiene y desinfección de los gallineros, separar las aves enfermas e incinerar las aves muertas.

Nuevas formas de obtener una rápida estabilización del microbioma intestinal y de las funciones normales del intestino, así como la modulación de la respuesta inmune y procesos metabólicos hepáticos ha sido uno de los avances de la Ayurveda moderna en la salud intestinal. Y en este sentido, los productos Poli- herbales están marcando la diferencia en la profilaxis de afecciones intestinales como las diarreas.