Nota Editorial Nº 34

16 diciembre, 2021

La última Nota Editorial del año, de un año en que la luz de la esperanza, vuelve a brillar. Con la vacunación masiva de las poblaciones y algunos cuidados, la situación epidemiológica en general, está mejorando. Lo que no debemos es relajarnos, algo similar a lo que debemos hacer en las granjas, con las medidas […]

La última Nota Editorial del año, de un año en que la luz de la esperanza, vuelve a brillar. Con la vacunación masiva de las poblaciones y algunos cuidados, la situación epidemiológica en general, está mejorando. Lo que no debemos es relajarnos, algo similar a lo que debemos hacer en las granjas, con las medidas de bioseguridad.

Muy conformes con el resultado y comentarios de la Octava Jornada Avícola, todo como consecuencia de la responsabilidad y la gestión, de cada uno de los actores. Ya tenemos programadas las Jornadas Avícolas para 2022, las que encontrarán al pie de la presente y esperamos volver a compartir como lo venimos haciendo hasta ahora, brindando un servicio de acuerdo con las circunstancias.

Volviendo a la actividad presencial esperamos poder saludarnos personalmente en IPPE 2022, su lugar en la Feria y donde les estaremos esperando: Hall B – Booth 7173, será un placer volver a compartir el tiempo que sea posible. Lo mismo para con Avícola en Conjunto con Porcinos, que como se llevará a cabo en el mes de marzo, tenemos tiempo para indicar el lugar para encontrarnos.

Sabemos que en algunos países, la situación de aislamiento social fue favorable para el negocio del sector huevos y hoy como sucede luego de lo que denomino un “período de bonanza”, está buscando el equilibrio entre la oferta y la demanda. No solo juega una posible sobre oferta, también tiene importancia el nivel adquisitivo de mucha gente que sufrió por la discontinuidad de sus fuentes laborales.

También los costos han jugado contra el negocio, por el incremento de costos y esto junto a la disminución del poder adquisitivo de los consumidores en general, ha resultado doble factor de influencia negativa.

El 2022 debiera ser el tiempo de transitar el camino de la recuperación, acompañando la situación nueva, volviendo a tiempos de normalidad productivo – comercial.

Tengo un compromiso desde la Nota Editorial anterior, informar el resultado de mis perfiles lipídicos, consumiendo 19 huevos por semana. Se los debo, el clínico dice que no comprendió y tendré los resultados, para la próxima edición de la Nota Editorial.   

Aprovecho la altura del año para agradecer su compañía durante el 2021 y desearles lo mejor para el 2022

Con afecto y hasta cada día

Isidro Molfese