Pérdida de plumas en aves comerciales

30 diciembre, 2021

Las plumas de las aves cumplen diferentes e importantes funciones. Además de proteger la integridad de la piel y de los diferentes tejidos, son esenciales para mantener la temperatura corporal. La pérdida exagerada de plumas en los pollos puede ocasionar con mayor facilidad diferentes alteraciones de la salud, tales como: lesiones en los músculos, moretones […]

Las plumas de las aves cumplen diferentes e importantes funciones. Además de proteger la integridad de la piel y de los diferentes tejidos, son esenciales para mantener la temperatura corporal. La pérdida exagerada de plumas en los pollos puede ocasionar con mayor facilidad diferentes alteraciones de la salud, tales como: lesiones en los músculos, moretones en la piel y diferentes enfermedades infecciosas, entre otras complicaciones.

Por otra parte, una pérdida significativa de las plumas incrementa el gasto energético y por tanto las necesidades de nutrientes para mantenimiento. Estas a su vez, deben ser cubiertas a través de un aumento en el consumo diario de alimento. Todo lo anterior, tiene un efecto negativo sobre la conversión alimenticia y sobre los costos de producción. Mantener un buen emplume de las aves durante el proceso productivo, debe ser un objetivo prioritario, ya que esta condición tiene una relación directa con las salud de las aves y la rentabilidad.
Las principales causas de pérdida de las plumas son las siguientes:

Alimentación inadecuada

Una alimentación balanceada, adecuadamente formulada para la edad y el tipo de ave, asegurará que la parvada reciba los nutrientes necesarios para lograr el crecimiento de las plumas y su mantenimiento. Las plumas están conformadas principalmente por proteínas (queratina) y como parte de estas, los aminoácidos azufrados son fundamentales.

Para el crecimiento y mantenimiento de las plumas se requiere proporcionar a las aves cantidades adecuadas de proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales. Generalmente la alimentación es uno de los factores que más incide en los lotes con problemas de perdida de plumas.

Problemas de picaje o pérdida de plumas por picoteo

La pérdida de plumas que está relacionada y afectada por el picoteo puede tener varias causas:

De comportamiento

por ejemplo; en gallinas ponedoras, manejadas bajo programas restrictivos en el suministro de alimento y que terminan muy temprano el alimento servido, con frecuencia se manifiesta el comportamiento de picoteo de las plumas de sus compañeras. El picaje se presenta de manera más marcada durante los ratos de ocio. Cuando la calidad del despique no es la adecuada, este cuadro se puede exacerbar.

Presencia de ectoparásitos:

ya que el picoteo de las plumas se puede producir cuando las gallinas están infestadas de piojos y/o ácaros y tratan de quitárselos unas con otras. Esto último es fácil de comprobar examinando una muestra de gallinas y se corrige aplicando el tratamiento correspondiente contra parásitos externos. La pérdida de plumas también puede estar asociada con el picoteo por otros miembros del lote, sin causa aparente. Sin embargo, una inadecuada alimentación puede desarrollar este tipo de comportamientos, ya que las aves picotean las plumas intentando completar sus requerimientos nutricionales.

Si este fenómeno se presenta aún con la alimentación correcta, puede ser consecuencia de un comportamiento agresivo por parte de un individuo. Para comprobar si la pérdida de plumas es el resultado de este tipo de comportamiento, se puede realizar un observatorio durante un período de tiempo, allí se pueden identificar las aves que son demasiado agresivas con sus compañeras o que han desarrollado la costumbre de picotear las plumas.

En lo posible, cuando el tamaño del lote lo permita, se debe tratar de separar las aves agresivas. La tendencia al picaje es un comportamiento indeseable dentro de los procesos de selección genética. Por lo tanto, todo individuo que lo manifieste durante las pruebas establecidas específicamente para este fin es descartado.

Estrés y factores varios

Las condiciones de estrés, generadas por factores tales como: altas densidades, altas temperaturas, frio extremo, poco espacio de comedero o bebedero, mala ventilación y programas restrictivos en el suministro del alimento (con énfasis en gallinas ponedoras), también se pueden ver reflejados en la pérdida de plumas. La buena gestión siempre es importante, y la pérdida de plumas puede ser una indicador útil para optimizar la administración, usando mejores prácticas de manejo y observando a sus aves para encontrar oportunidades de mejora, constantemente.

Fuente: pronavicola.com
POR LUIS ARMEL RAMIREZ Q.
Gerente de Servicios Técnicos,
Pronavícola S.A