Problemas de locomoción en pollos de engorde

3 febrero, 2022

Los problemas de locomoción son una de las causas más frecuentes para la eliminación de pollos al comienzo del ciclo y/ o al final de este. Oviedo Rondón (2012). afirma que: “La prevalencia promedio de estos problemas está entre el 1 y el 3%, en lotes con buena productividad y sin ningún otro signo de […]

Los problemas de locomoción son una de las causas más frecuentes para la eliminación de pollos al comienzo del ciclo y/ o al final de este.

Oviedo Rondón (2012). afirma que: “La prevalencia promedio de estos problemas está entre el 1 y el 3%, en lotes con buena productividad y sin ningún otro signo de enfermedad• y que En lotes de rápido crecimiento, alrededor del 30% de las aves pueden presentar modificaciones en su caminar normal y este problema todavía puede ser causado por factores de estrés ambiental, del desarrollo embrionario o durante los primeros días de vida y no por el rápido crecimiento”, Debido a que el sistema locomotor está compuesto no solo por los huesos, sino también por tendones y cartílagos, en muchas ocasiones se dificulta identificar las causas específicas, de la problemática y encontrar las soluciones definitivas para las mismas. Esta problemática puede ser ocasionada por múltiples factores que incluyen la genética, el desarrollo embrionario afectado por características del huevo y de las condiciones de incubación, malformación del aparato locomotor durante la primera semana e inadecuadas condiciones ambientales y nutricionales durante los primeros días de vida.

Causas de alteraciones en la locomoción de los pollos

Nutrición materna:

Los nutrientes (minerales, micro elementos y vitaminas) que se le ofrezcan a las reproductoras en el alimento, pueden afectar positiva o negativamente la aparición de este síndrome.

Novedades en la incubación:

Tener un buen comportamiento durante el proceso, disminuirá los problemas, pero no los eliminará.

  • Oviedo Rondón (2008). Certifica que “situaciones como un flujo insuficiente de aire en la pre incubación, temperaturas bajas en la primera semana de incubación”.
  • Temperaturas altas o hipoxia al final del proceso son consideradas también como causas.

Composición del alimento del pollo de engorde:

Según investigaciones (Driver et al 2005; Coto et al 2009) entre otros factores relacionados, se encuentran los siguientes:

  • “El porcentaje de calcio y fósforo no fítico (sin uso de fitasas), y la relación entre estos, en las dietas de crecimiento debe estar alrededor de 2 a 1.”
  • Según investigación de (Pinet et al 2005); “Un desequilibrio de electrolitos (Na+, K+, Cl-) en donde se produzca una acidosis metabólica afectará el proceso de mineralización del hueso, ya que este es dependiente del PH.” Así mismo, Whitehead 1989, afirmó que “el exceso de cloro en la dieta puede afectar el balance de electrolitos y el equilibrio ácido base.”

Genética y prácticas de manejo:

  • Una tasa de crecimiento elevada, en donde el pollo cuadruplica su peso en los primeros 7 días, ocasiona que los huesos tengan una exigencia mayor en cuanto a calcificación y desarrollo.
  • Las temperaturas elevadas durante la primera semana al generar estrés en las aves, ocasiona una liberación de corticoides, lo que a su vez se traduce en la disminución en el consumo de alimento.
  • Los programas de luz en donde no se permita dormir al pollito, debido a que durante el período de reposo aumenta el nivel de la fosfatasa alcalina, enzima relacionada con diversas funciones entre ellas, la calcificación.

Alteraciones óseas o articulares:

  • Discondroplasia tibial: Masa cartilaginosa que se desarrolla en la zona de crecimiento de huesos largos, genera dolor por lo que los pollos se reúsan a caminar, está relacionada con desequilibrios en la relación calcio-fósforo, niveles de vitamina D y altas velocidades de crecimiento.
  • Espondilolistesis: Es el deslizamiento de una vértebra sobre otra, generando una compresión medular e incapacidad para andar. Se debe diferenciar de osteomielitis que es una infección bacteriana del hueso.
  • Deformaciones angulares de las extremidades inferiores (hacia adentro o hacia afuera) generalmente se producen en la articulación tibiotarsiana distal.
  • Torsión de la tibia: Al extender las extremidades inferiores, las almohadillas plantares apuntan hacia direcciones opuestas, se desconoce su origen, puede estar asociada a crecimientos excesivos.
  • Alteraciones en articulaciones pueden ser artritis de origen viral o bacteriano.

CARLOS GARCIA B.
SUBGERENTE DE SERVICIOS TECNICOS.
PRONAVÍCOLA