Manejo de Recepción del Pollo de Engorde

22 febrero, 2022

El manejo del pollo de engorde los primeros 7 días es vital para su desempeño productivo y económico, por esa razón debemos poner un especial empeño en el manejo nutricional, ambiental y sanitario de las aves que le permita hacer expresar su máximo su potencial genético. Fallas en el manejo durante esta etapa crítica, afectarán […]

El manejo del pollo de engorde los primeros 7 días es vital para su desempeño productivo y económico, por esa razón debemos poner un especial empeño en el manejo nutricional, ambiental y sanitario de las aves que le permita hacer expresar su máximo su potencial genético.

Fallas en el manejo durante esta etapa crítica, afectarán el crecimiento, uniformidad, mortalidad y la susceptibilidad a padecer enfermedades. No se debe olvidar que la primera semana de vida representa hoy en día casi el 20% de la vida productiva del pollo de engorde.

POLLITO BEBÉ DE CALIDAD

La calidad del pollito bebé va directamente relacionado con las condiciones sanitarias de la reproductoras, el manejo del huevo dentro de la granja y el proceso de incubación, la calidad del trasporte también va a ser una fuerte influencia en el desempeño del pollito bebé en las primeras horas dentro de la granja.

TRANSPORTE

El pollito recién nacido debe ser procesado en planta de incubación y llevado a granja lo más rápido posible en unidades de transporte que tengan las condiciones adecuadas para que las aves estén en confort y se genere la menor cantidad de estrés posible.

  1. Evitar corrientes de aire o exceso de calor durante la cargada del pollito al camión. Temperatura del área de carga debe ser de 25 °C, sin ninguna corriente de aire sobre las aves.
  2. La temperatura del camión debe estar ente 24-26 °C, de manera que la temperatura interna de las cajas sea 32°C, la humedad relativa ideal es de 65%
  3. No debe haber un efecto directo de los ventiladores hacia el pollito bebe, esto causará un enfriamiento del pollito.
  4. La baja intensidad o el Color azul de las luces disminuye considerablemente la actividad de los pollitos, mejorando los niveles de estrés de las aves.
  5. La densidad debe ser de 21 cm2/pollito

RECEPCION.

La recepción del pollito comienza un día antes de la llegada del pollito a granja, afinando todos los manejos de temperatura, luminosidad, disponibilidad de alimento y agua.

Nosotros debemos incentivar y desarrollar el apetito del ave a base de buenas practicas de crianza.

¿Qué debemos tomar en cuenta en nuestra granja para recibir el pollito?

1. El galpón debe precalentarse 24 horas antes de la llegada del pollito, esto permite la uniformización de la temperatura dentro de toda el área del galpón, mejorando el confort de las aves en estas primeras etapa de vida, donde no tienen la capacidad de termoregularse.

2. Se debe monitorear temperatura ambiental, temperatura de cama y corregir cualquier entrada de aire que pueda existir en el área de recepción. Actualmente sabemos la importancia que tiene la transmisión de temperatura a través de las patitas del pollito bebe, por eso se le debe poner una especial atención a la temperatura de la cama de recepción.

3. La densidad de recepción va muy correlacionada con los equipos de calefacción con que cuente la granja, pero normalmente podemos considerar una densidad entre 40-45 pollitos/m2

4. Revisar la intensidad de luz en el área de recepción (> 25 Lux), este punto tiene una especial importancia cuando la fuente de suministro de agua son niples. No debe haber variaciones mayores al 25% entre el área mas obscura del galpón y la mejor iluminada.

5. Proporcione 23 horas de luz y 1 hora de oscuridad al pollito durante los primeros 7 días de edad.

6. Asegurarse que los niveles de ventilación sean los adecuados a un pollito bebé recién nacido. En esta fase inicial el proceso de intercambio de aire no debe producir sensación térmica, pero si una renovación consistente del aire que se encuentre dentro del área de recepción. El pollito no debe tener ningún tipo de sensación térmica.

7. Debemos estar seguros de que el pollito tenga a su disposición cantidades suficientes de agua y alimento en el área de recepción. Para esto debemos asegurarnos de que al menos el 80% del área de recepción este cubierta con papel al menos por los primeros 3 días de vida. Debe colocarse alrededor de 65gr/ave de alimento sobre el papel de recepción, el papel debe estar siempre dispuesto cerca de las líneas de bebederos.

8. Sabemos que a medida que el pollito se acerca a su temperatura de confort (31-32 °C) aumenta el consumo de alimento, con la consiguiente mejora en los pesos corporales a los 7 días de crianza.

9. Calidad del aire:

10. Las calentadoras de aire forzado deben ser siempre complementadas con calentadoras radiantes si queremos llegar a las metas de temperatura ideales a nivel de cama.

11. Los pollitos bebé provenientes de lotes de reproductores jóvenes (antes del pico de producción), son más pequeños y tienen una mayor necesidad de calor externo para mantener una temperatura corporal si lo comparamos con los pollitos provenientes de reproductoras mas adultas. Los pollitos pequeños tienen una relación mayor de superficie a peso corporal y por lo tanto su pérdida de calor corporal es mayor que la de los pollitos más grandes.

12. El consumo mínimo de agua para un pollito en la primeras 24 horas es de 1 ml/ave.

13. Sabemos que el ave tolera un amplio rango de temperatura del agua, pero, nunca debemos estar por debajo de 5°C y mayor a 25°C, fuera de estos rango hay una disminución del consumo de agua y por consiguiente de alimento.

14. En el período de recepción el pollito consume el triple de agua que de alimento.

15. El derrame y desperdicio de agua dentro de la recepción debe mantenerse bajo control.

16. Debe colocarse un bebedero de campana por cada 125 pollitos o un mini bebedero por cada 100 pollitos alojados.

17. Si se realiza la crianza en cercos o mitad de galpón, inicie el ajuste del tamaño o espacio de recepción luego de los 7 días de crianza.

EVALUACIÓN DEL BUCHE

El mejor indicador que el pollito bebe esta confortable luego de su llegada a la granja es el consumo del agua y el alimento, para esto se realiza una prueba muy importante que es la evaluación del buche.

El procedimiento de evaluación del buche es vital para identificar si las aves están en confort, si hay alguna falla en la temperatura, disposición de alimento, densidad, iluminación, etc., que pueden producir una desviación de los parámetros normales de las aves.

  1. Muestree el 1% de la población del galpón
  2. Realice el muestreo en diversas áreas del galpón, cerca y lejos del área de calefacción.
  3. Realice este proceso de evaluación al menos las primeras 48 horas de llegada al galpón.
  4. El buche debe contener AGUA y ALIMENTO para considerar que el pollito tiene un buche lleno.
  5. Si no se ha logrado el llenado completo del buche en un pollito, se verá retrasada su ganancia de peso y por ende su crecimiento, afectando la uniformidad del lote y los parámetros productivos esperados.
  6. Si el llenado del buche esta 5% por debajo de los parámetros esperados (Ver cuadro anexo) debemos tomar medidas para identificar la causa del problema.

TEMPERATURA INTERNA DEL POLLITO

Otra medida muy importante en la verificación del confort del pollito bebé es su temperatura interna, esta se puede medir con un termómetro colocado suavemente en la cloaca del pollito bebé

Un pollito bebe debe tener entre 40,0-40,5 °C. La verificación debe hacerse en al menos 0,5% de la población del galpón y en diferentes áreas de la recepción.

DESARROLLO DEL APETITO DEL POLLITO

El desarrollo del apetito es la prioridad más importante para los productores de broilers durante las primeras 72-96 horas de vida de los pollitos. Empezar por establecer una manada sana desde el primer día requiere suministrar los nutrientes suficientes para el desarrollo de los diferentes sistemas fisiológicos – cardiovascular, pulmonar, alimentario e inmunitario -, así como para proteger el crecimiento óseo y la cubierta de plumas.

El saco vitelino sólo está abierto en el intestino antes del nacimiento y hasta unas 48 horas después. Los pollitos que no han desarrollado su apetito dentro de las primeras 72-96 horas se convierten en comedores lentos y nunca logran un crecimiento óptimo.

Los pollitos desarrollan su apetito cuando consumen suficiente “material interesante”. Esto ocurre cuando tienen el buche lleno de alimento y agua, lo que permite que ocurra la digestión y la absorción y, finalmente, proporcionar suficiente cantidad de nutrientes en el torrente sanguíneo para estimular el centro del apetito en el cerebro.

Normalmente esto ocurre alrededor de 30 horas después de iniciarse el consumo de pienso, es decir, con el buche lleno. Sólo en este momento los pollitos reconocen el pienso como alimento.

Los pollitos jóvenes deben tener libre acceso a un agua fresca y limpia ya que, en comparación con los pollos mayores, consumen más cantidad de ésta en relación con su peso corporal.

Bibliografía

*Arbor Acres, Breeders Management Manual. January 2014

*Ross, Manual de manejo de las Reproductoras, 2018.

*Cobb-Vantress Manual de Manejo de Reproductoras. 2021

*Mack North, Commercial Chicken Production Manual 5ta edition

Fuente: abcavicola.com
M.V. José R. Quintero Serres
Avian Business Corp.
Asesor Avícola Internacional