El microbioma, una herramienta para la sanidad avícola

10 junio, 2022

(Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este Blog son estrictamente del autor.) Este es un momento en el que todos los países esperaban volver a la normalidad, después del aislamiento y las pérdidas de COVID-19. En cambio, el 24 de marzo se cumplió un mes desde que Rusia inició la invasión de […]

(Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este Blog son estrictamente del autor.)

Este es un momento en el que todos los países esperaban volver a la normalidad, después del aislamiento y las pérdidas de COVID-19. En cambio, el 24 de marzo se cumplió un mes desde que Rusia inició la invasión de Ucrania. Para los países de América Latina, esto se ha traducido en una carrera para encontrar suministros de fertilizantes para los cultivos, el aumento de los precios de los cereales y los futuros de los granos y sin duda, la inflación para todos los sectores, incluyendo la agricultura.

Grandes contra pequeños

En un momento en el que producir carne de alta calidad a un precio asequible y conseguir un beneficio es tan importante, nos viene a la mente una palabra “de moda”: Microbioma.  

En la reunión de la reciente Exposición Internacional de Producción y Procesamiento (IPPE, por sus siglas en inglés) en Atlanta, EE.UU., una charla técnica de Chr. Hansen evaluó un grupo de pollos de engorda de una planta de incubación comercial en Alemania (1).  Una sola parvada de 211 pollitos fue criada conjuntamente y alimentada con la misma dieta hasta los 37 días de edad.  

Posteriormente, los pollitos fueron clasificados en los 25 más pequeños (1.538-1962 gm), un grupo medio de 161 (1970-2761 gm) y los 25 más grandes (2764-3126 gm) y se analizó el microbioma de los sacos cecales (intestino) de las aves más pequeñas y grandes.  Los resultados muestran que las aves pequeñas tenían un nivel muy bajo de α-diversidad en las especies o tipos de microorganismos presentes (diversidad dentro de la muestra de cada ave), con sólo 5 especies que eran las más abundantes y un alto nivel de β-diversidad (diversidad entre las muestras de las aves) indicando que los microbiomas de las aves diferían drásticamente entre ellas.  

En las aves grandes y de mejor rendimiento, hubo un alto nivel de α-diversidad dentro de las muestras individuales de aves, con 31 especies predominantes de microorganismos presentes.  Asimismo, la β-diversidad (variación de microbios entre aves) era baja, lo que indica que la mayoría de las aves grandes tenían un microbioma similar.  La conclusión del estudio señalaba los siguientes puntos como importantes para un “buen microbioma” para el crecimiento de los pollos de engorda:

  • Alta α-diversidad: un gran número de especies microbianas diversas es un sólido marcador de sanidad intestinal, vinculado a la productividad.
  • Alta uniformidad del microbioma: significa que el microbioma no difiere drásticamente entre los individuos de mayor rendimiento.  Esto se denomina “eubiosis” (la microbiota en un huésped sin enfermedades).
  • Alta abundancia de productores de SCFA (ácidos grasos de cadena corta): estas especies de microbios son más antiinflamatorias para el animal.
  • Baja abundancia de especies proinflamatorias: hay menos patógenos en las aves sanas.

Una buena pregunta que hacer: ¿qué causó que los pollitos más pequeños tuvieran un intestino con un microbioma más pobre que favorece el crecimiento de patógenos y un menor nivel de bacterias buenas? Algunas de las posibles causas son:

  • En la siembra de ovarios por parte de la gallina, el pollito sólo hereda el microbioma de la madre.
  • Contaminación a través de la cáscara durante la manipulación o desinfección del huevo, si éste no se desinfecta adecuadamente o se vuelve a contaminar durante el proceso de puesta, recolección e incubación.
  • Ingesta oral después de la eclosión a través del entorno, el alimento o el agua en la incubadora.
  • Ingesta oral durante el transporte.

¿Cuáles son las consecuencias de un microbioma deficiente que hace que los pollitos crezcan mal? Algunas posibles consecuencias son:

  • Reducción de la ingesta de alimentos.
  • Reducción de la absorción de nutrientes debido a la alteración de la microbiota.
  • Estrés social debido a patógenos e inflamación.
  • Competencia por el alimento debido a la debilidad que da lugar a picoteo del camal.
  • Aumento de la ingesta de patógenos debido a la ingesta de camal, lo que cambia la flora intestinal.
  • Disbiosis (cambios nocivos en el microbioma) que causan enfermedades y bajo rendimiento.
  • Deterioro del crecimiento.
  • Inhabilidad para competir.
Probióticos y prebióticos

La pregunta entonces es: ¿cómo se puede mejorar el rendimiento de los pollitos de menor rendimiento al inicio del periodo de crecimiento?  Los probióticos (microorganismos vivos que pretenden mejorar la flora intestinal) y los prebióticos “tienen la capacidad de aumentar los niveles de bacterias promotoras de la salud en el tracto intestinal, como Lactobacillus Bifidobacterium” (1).

Las bacterias buenas producen bacteriocinas, que inhiben el crecimiento de patógenos y, por tanto, favorecen la salud digestiva.  El uso de probióticos y prebióticos se ha convertido en un negocio multimillonario para las industrias ganadera y avícola, con un enorme potencial para prevenir enfermedades y mejorar la eficiencia de la producción.  

En una época en la que se pide a muchas empresas y productores que reduzcan la dependencia de los antibióticos como método para gestionar las enfermedades de las aves y las restricciones de crecimiento, la propiciación de “microbios buenos” se ha convertido en una herramienta para asegurar que los alimentos suministrados se digieren de forma eficiente y que el microbioma del ave puede utilizarse para protegerla de la inflamación, la enfermedad y la disbiosis.  

Las investigaciones indican que la intervención temprana con probióticos y prebióticos puede mejorar la salud general y el rendimiento. Un estudio realizado en Kuwait comparó el uso de probióticos y prebióticos en pollos de engorda versusaquellos pollos alimentados con una dieta controlada basal de frijol de soya (2).  

El estudio se realizó durante los meses de verano con temperaturas de 30 a 35?C y de nuevo, en los meses de invierno, con temperaturas de 20-25?C. Los tratamientos fueron los siguientes:

  • Control: Dieta basal de soya;
  • Dieta basal más 1 g/kg de cultivo seco de Bacillus coagulans(probiótico);
  • Dieta basal más 1 g/kg de cultivo seco de 12 cepas comerciales de Lactobacillus(probiótico);
  • Dieta basal más 5 g/kg de FOS (fructo-oligosacáridos) extraídos de la raíz de achicoria (prebiótico);
  • Dieta basal más Bio-MOS 5 g/kg añadido a la dieta. Un prebiótico comercial de manano-oligosacárido derivado de la pared celular de la levadura Saccharomyces cerevisiae.

Algunos resultados:

  • El tratamiento no afectó significativamente al consumo de piensos, al aumento de peso corporal, ni a la eficiencia alimentaria general.
  • Durante los meses de verano, ninguno de los pollos de engorda mostró signos de Salmonellaen las muestras cecales.
  • Durante los meses de verano: El probiótico Lactobacillusredujo el crecimiento logarítmico de E. colien aproximadamente ½, y el tratamiento con FOS inhibió completamente cualquier crecimiento de E. colia las 5 semanas de edad.
  • Durante los meses de invierno: El grupo de control fue positivo para Salmonellacon un recuento de 3,145 logs. Los cuatro tratamientos con probióticos y prebióticos impidieron el crecimiento de Salmonella.
  • Durante los meses de invierno: Los 5 tratamientos mostraron un crecimiento de E. colide unos 7 logs.
  • La presencia de prebióticos y probióticos ayudó a reducir el pH y hacer que el intestino fuera más ácido, lo que tiene un efecto antimicrobiano sobre los patógenos.
  • Los autores concluyeron que el uso de un probiótico o prebiótico puede servir para mejorar el estado inmunitario de la manada y reducir así la dependencia de los antibióticos.

Entre mas temprano en su crecimiento se pueda complementar la dieta del pollito para aumentar la producción de microorganismos que promueven la salud y reducir el pH del intestino, más beneficiosa será esta medida para evitar el crecimiento de patógenos.  El desarrollo de un microbioma perfecto puede ser una herramienta valiosa para asegurar una buena salud durante esta vida tan corta.  El próximo artículo revisará cómo el microbioma afecta a la producción porcina.

(1)  Lundberg R, Scharch C, Sandvang D. The link between broiler flock heterogeneity and cecal microbiome composition. Anim Microbiome. 2021 Jul 31;3(1):54. doi: 10.1186/s42523-021-00110-7. PMID: 34332648; PMCID: PMC8325257.  The link between broiler flock heterogeneity and cecal microbiome composition – PubMed (nih.gov)

(2)  Al-Khalaifa H, Al-Nasser A, Al-Surayee T, Al-Kandari S, Al-Enzi N, Al-Sharrah T, Ragheb G, Al-Qalaf S, Mohammed A. Effect of dietary probiotics and prebiotics on the performance of broiler chickens. Poult Sci. 2019 Oct 1;98(10):4465-4479. doi: 10.3382/ps/pez282. PMID: 31180128.Effect of dietary probiotics and prebiotics on the performance of broiler chickens – PubMed (nih.gov)

Fuente: CarneTec

blogger
POR ERIKA VOOGD
Presidenta, Voogd Consulting