El aturdimiento, un aspecto clave en la faena de los animales

30 octubre, 2022

(Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este Blog son estrictamente del autor.) Según la Real Academia Española (RAE), la palabra aturdimiento es un sinónimo de la insensibilización y se basa en una perturbación de los sentidos ocasionados por un golpe u otra causa física o gaseosa o eléctrica en el animal. Por […]

(Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este Blog son estrictamente del autor.)

Según la Real Academia Española (RAE), la palabra aturdimiento es un sinónimo de la insensibilización y se basa en una perturbación de los sentidos ocasionados por un golpe u otra causa física o gaseosa o eléctrica en el animal. Por lo tanto, un procedimiento de faena se puede considerar justo siempre y cuando se aplique con un mínimo nivel de miedo y excitación para el animal y que no sea una experiencia dolorosa. 

Esta condición solo se podrá realizar mediante la adecuada insensibilización del animal. Por ende, esta etapa de la faena es sumamente importante para mantener adecuadas condiciones de bienestar animal, un aspecto que cada vez es más exigido por los consumidores y diferentes comunidades.

Para minimizar el dolor y la angustia de los animales en dicha etapa, existe una legislación que obliga un aturdimiento que produce un estado de inconsciencia inmediata, en el que éstos se mantienen hasta el momento de la faena. A su vez, este procedimiento no repercute negativamente en la salubridad de las carnes ni sus despojos. 

Estas normas logran la faena humanitaria bajo el control de inspectores veterinarios oficiales en diferentes mataderos o plantas de procesamiento de carne. Por lo tanto, es primordial que ellos verifiquen diariamente que esta etapa se esté realizando adecuadamente y que no exista sufrimiento de los animales u consecuencias posteriores en la carne o productos cárnicos comestibles.

Cualquier método autorizado de aturdimiento debe ser muy eficaz y rápido, interrumpiendo la función del sistema nervioso central del animal y liberando el animal de cualquier estímulo doloroso.

El aturdimiento puede ser reversible o irreversible.

En el primer caso, los animales pueden recuperar la sensibilidad antes de que ocurra la muerte. Por esa razón, el tiempo entre el aturdimiento y el desangrado es un factor determinante para la eficacia del aturdimiento y es fundamental que la muerte del animal se dé antes de que la insensibilización se revierta totalmente y, de esta manera, el animal sienta y perciba su muerte con la angustia y el dolor asociado a este caso. 

Los métodos de aturdimiento autorizados en la gran mayoría de países de América Latina son la pistola de perno cautivo o clavija perforadora, la percusión o golpe traumático sin perforación del cráneo del animal, la electro narcosis y la exposición al dióxido de carbono. 

Los factores que deben tener en cuenta las plantas procesadoras y que influyen en la elección del método de aturdimiento son: 

  1. La especie animal que será procesando, porque según este factor algunos métodos funcionan más que otros.
  2. El método que brinda un mejor bienestar animal en un proceso continuo, porque corre la posbilidad que para una misma especie pueda usar correctamente varios métodos. 
  3. El método que tiene el menor costo para el proceso de producción.
  4. El sistema que brinda una mayor seguridad para el operario que realiza la actividad y que tenga la mejor facilidad práctica en la operación, en temas como seguridad del sistema, facilidad de entrenamiento del operador, nivel de automatización del sistema y disponibilidad de métodos alternativos ante fallas de emergencia. 
  5. La versatilidad del método, que puede ser usado en diferentes tamaños de los animales como, por ejemplo, lechones, cerdos de ceba o reproductores de descarte; o inclusive se pueda usar correctamente en diferentes especies, como los pollos broiler con pavos y bufalinos con bovinos.
  6. El sistema elegido debe minimizar los posibles efectos en la calidad de la canal o vísceras comestibles. Por ejemplo, existen las hemorragias de pulmones de cerdos o hematomas en alas de pollos en el aturdimiento eléctrico, o el caso de la presencia de material alimenticio regurgitado en pulmones de rumiantes por mal aturdido (ubicación del punto de disparo) con el perno cautivo. Por ende, con estos equipos y especies, debemos estar monitoreando constantemente estas variables para minimizar sus efectos. 

Esto es solo un vistazo de los aspectos a considerar en la insensibilización de los animales y cuando es correctamente ejercido, no solo libera a los animales de cualquier sufrimiento, sino que garantiza un alto nivel de bienestar animal, minimiza perdidas económicas y brindan una mayor seguridad laboral para nuestros empleados. 

Espero todas sus observaciones y comentarios sobre este tema de inmensa relevancia para nuestra industria. ¡Un cordial saludo desde Colombia!

blogger
LA SEGURIDAD E INOCUIDAD DE LA CARNE POR ANDRES GIOVANNI ZULUAGA LEON
Inspector Oficial, Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima)