La alianza cuatripartita pide que se aplique el enfoque de “Una Salud” para que el planeta sea un lugar más seguro.

9 abril, 2023

Los sistemas de salud deben ser más resilientes para resistir emergencias internacionales como las causadas recientemente por la pandemia de COVID-19, la mpox, los brotes de enfermedad por el virus del Ébola y la amenaza permanente de que aparezcan brotes de otras enfermedades zoonóticas, así como otros problemas, como la resistencia a los antimicrobianos, la […]

Los sistemas de salud deben ser más resilientes para resistir emergencias internacionales como las causadas recientemente por la pandemia de COVID-19, la mpox, los brotes de enfermedad por el virus del Ébola y la amenaza

permanente de que aparezcan brotes de otras enfermedades zoonóticas, así como otros problemas, como la resistencia a los antimicrobianos, la degradación de los ecosistemas y el cambio climático.

Es preciso fomentar a escala mundial las medidas incluidas en el enfoque de “Una Sola Salud”, pues es el principal método para hacer frente a estos retos acuciantes y complejos para nuestras sociedades.

En su primera reunión anual en persona celebrada el 27 de marzo, los máximos responsables de las organizaciones
integrantes de la Alianza Cuatripartita han hecho un llamado a la acción sin precedentes para potenciar la aplicación mundial del enfoque de “Una Sola Salud”. El objetivo de la Alianza Cuatripartita es lograr juntos lo que ningún sector puede lograr por sí solo.

Esa es la razón por la que se han puesto de acuerdo cuatro organizaciones: la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Un llamado a la acción.

Los máximos responsables de las organizaciones integrantes de la Alianza Cuatripartita hacen hincapié en la necesidad de aumentar la colaboración y el compromiso para traducir el enfoque de “Una Sola Salud” en medidas políticas en todos los países. Con ese fin, instan a todos los países y a las principales partes interesadas a promover y emprender las siguientes medidas prioritarias:

  1. Priorizar el enfoque de “Una Sola Salud” en la esfera política internacional, difundir la problemática asociada y abogar por la adopción y la promoción de una gobernanza intersectorial de la salud más avanzada. El enfoque de “Una Sola Salud” debería ser un principio rector de los mecanismos mundiales, entre ellos el nuevo acuerdo sobre las pandemias y el fondo de preparación, disposición operativa y respuesta frente a las pandemias.
  2. Reforzar las políticas, las estrategias y los planes del enfoque de “Una Sola Salud”, presupuestándolas y priorizándolas de conformidad con el Plan de Acción Conjunto de la Alianza Cuatripartita para impulsar su aplicación más generalizada en los sectores pertinentes y a todos los niveles.
  3. Impulsar los planes de aplicación del enfoque de “Una Sola Salud”, por ejemplo, reforzando los mecanismos nacionales de coordinación multisectorial y de la gobernanza en esa esfera, efectuando análisis de la situación, catalogando las partes interesadas, estableciendo prioridades y fijando parámetros para los marcos de seguimiento y evaluación de dicho enfoque.
  4. Potenciar la formación de personal en los sectores incluidos en el enfoque de “Una Sola Salud” para que tengan las aptitudes, las habilidades y la capacidad necesarias para prevenir, detectar y controlar las amenazas para la salud de forma rápida y eficaz, así como para responder a ellas. Con ese fin, conviene promover los programas de formación del personal que trabaja en los sectores de la salud humana, la sanidad animal y el ambiente, tanto antes de que se incorporen a ellos como durante el ejercicio profesional.
  5. Reforzar y mantener los sistemas de prevención de las amenazas para la salud en su origen, centrándose en las actividades y los lugares donde aumenta el riesgo de salto zoonótico de patógenos entre los animales y el ser humano.
  6. Impulsar y reforzar la obtención y el intercambio de evidencias y conocimientos científicos relativos al enfoque de “Una Sola Salud”, así como la investigación y el desarrollo, la transferencia de tecnología, y el intercambio y la integración de datos e información que faciliten el acceso a nuevas herramientas y tecnologías.
  7. Aumentar la inversión y la financiación de las estrategias y los planes del enfoque de “Una Sola Salud” para ampliar su aplicación a todos los niveles, en particular financiando la prevención de las amenazas para la salud en su origen.

Para que el planeta sea un lugar más saludable, es preciso impulsar urgentemente medidas para lograr compromisos políticos vitales, aumentar la inversión y desarrollar la colaboración multisectorial a todos los niveles.

La Alianza Cuatripartita es fundamental para promover y coordinar el enfoque de “Una Sola Salud” en todo el mundo, de conformidad con el Plan de Acción Conjunto puesto en marcha en octubre de 2022.

A fin de ayudar a los países y los gobiernos a llevar a la práctica dicho enfoque, las organizaciones integrantes de la Alianza Cuatripartita están elaborando una guía de aplicación de dicho Plan, que se publicará en 2023.